¿Viajar en pareja? Medítalo

Las vacaciones de verano, esa etapa donde Cupido llega con un cargamento de flechas listo y con la buena o mala intención de disparar y ser el causante de los ya conocidos amores de verano. Pero en esta etapa también hay muchísimas parejas ya formadas que planean ansiosas esas vacaciones que llevan esperando todo el año. Pero ¿es viajar en pareja la mejor opción?

Viajar en pareja: una difícil decisión

Medita la decisión de viajar en pareja

Asumimos que no hay por qué separarse durante las vacaciones y que será bonito compartir tiempo juntos. Pero hay que meditar mucho esta decisión, pues no queremos que la imagen de playas, cocos y mojitos se esfume para traernos situaciones de tensión.

¿Queremos ir los dos al mismo sitio?

Podemos no coincidir en el destino de nuestras vacaciones. Y ahí surgen las primeras discrepancias que pueden ser la base de esa tensión que se puede ir construyendo si no lo sabemos solucionar a tiempo. Entonces, hay que dar con ese sitio que reúna todo lo que ambos deseamos.

La forma de tomarse las vacaciones

Es muy importante que tengamos claro esto. Tal vez nuestra pareja quiera dedicar todo el tiempo a que realicemos excursiones y practiquemos senderismo para volver con los pies llenos de ampollas y con la idea en la cabeza de que estar en la oficina es un suplicio menor que ese. Así que debemos pensar en qué es lo que queremos e intentar que llueva a gusto de todos.

El dinero es un problema

Debemos tener claro cuál es nuestro presupuesto y llegar a un acuerdo. Puede ser que uno de los dos quiera más lujos o que otro no pueda permitirse el viaje.

Guardar la compostura

Si hemos conocido a nuestra pareja hace poco, lanzarse a un viaje donde compartiremos las 24 horas del día, es un poco suicida. Sin embargo, si aún así nos apetece hacerlo, tenemos que recordar que habrá cosas que no podremos hacer porque aun no existe esa confianza y no estaremos del todo relajados.

Como en todo, viajar en pareja tiene ventajas y desventajas. Por eso, plantearse esta decisión es de lo más normal. Si crees que estas situaciones no romperán la armonía de tu verano, no dudes y ¡disfruta en compañía!

Foto | Fotolia.com

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!
¿Verano de conciertos? Aprende a ser un perfecto festivalero

¿Verano de conciertos? Aprende a ser un perfecto festivalero

El verano es época de salir a la calle, disfrutar del sol, de los amigos y del tiempo libre. Una época en la que proliferan los festivales, unos lugares en los que puedes hacer todo esto. Muchos son los festivales de renombre que han surgido por España o Europa, pero ¿sabes todo lo que necesitas para disfrutar de uno?

Para ser un perfecto festivalero necesitas muy poco. Sobre todo aguante, aguantar ruido, dormir poco, comer mal, mucho cansancio. Basta con tener las pilas recargadas, un tanto de entusiasmo, una buena compañía y seguir un par de cositas que vamos a contarte.

Rumbo al festival: prepara la maleta

Piensas ir a un festival y estás preparando las cosas que debes llevar. Para empezar, en cuanto a ropa no te compliques, lleva ropa cómoda. Camisetas de tirantes, pantalón corto o mini falda son las prendas perfectas. En cuanto al calzado, lleva deportivas. Evita las sandalias y chanclas en conciertos si no quieres volver a la tienda de campaña con heridas de guerra.

Muchos piensan estar en un festival de continuo empalme. Pero no. La gente en los festivales también duerme. Llévate un colchón hinchable adecuado para ir de acampada. Los tienes baratos de un grosos aproximado de 15 centímetros. Así no tendrás que dormir en el suelo o con las típicas esterillas que no hacen nada y se te siguen clavando esas piedras que hay en todos los festivales…

Aquí puedes ver una presentación del Manual del Perfecto Festivalero, de Gerardo Cartón, donde consultar todas tus dudas:

Ponte las pilas ¡estás en un festival!

Has llegado al festival, te ríes con tus amigos y estás entusiasmado. El primer día está bien, y el segundo también. Es al tercero cuando las fuerzas empiezan a flaquear. Si te decides por un festival que dure dos días, seguro que aguantas sin problemas. Ahora bien, también tienes otros festivales que duran una semana o incluso dos.

En ese caso, intenta llevarte un camping gas para cocinar algo más decente… Pasar dos semanas en un festival a base de fuet y colines, no es una opción. El problema es que en los festivales que se hacen en verano, no en todos, o más bien, en pocos, dejan pasar el camping gas. En ese caso, tienes otras opciones. ¡Comida preparada! Es más dinero, pero ganarás en salud. Puedes optar por hacer una combinación, lleva suficiente cantidad de pan Bimbo para una boda gitana y embutido envasado al vacío para un día, dos máximo. Puedes cenar sándwiches y comer cocina preparada. Normalmente en los festivales tienes un montón de puestos de comida. Eso sí, no te esperes una emulsión de tortilla de patata. Ahí vas a vivir la música no de viaje culinario.

¿Qué más consejos se te ocurren para ser un perfecto festivalero?

Foto | Fotolia.com

¿Nos vamos de festival en verano?

¡Aquí no hay playa! Hay festivales

¿Qué es eso de un todo incluido como  si estuviéramos en el Imserso? ¡Somos jóvenes! Nos gusta la música, vivir en relativa suciedad, ingerir durante días (incluso semanas) alimentos que goteen grasita rica y fuet. Mucho fuet.

Tenemos un verano plagado de festivales para todos los gustos. Más costras o más pijos. Playa o montaña, ciudad. Ahí va una lista de festivales de verano.

SantanderMusic

Es un pequeño festival que va creciendo año tras año y la verdad, que promete. En la edición de este año podrás disfrutar del tremendo directo de CristalFighters y del mítico grupo indie español Dorian.

Está ubicado en una de las zonas más bonitas de Santander, La península de la Magdalena. Lo malo es que el camping está un poco alejado de la zona de conciertos, pero la organización fleta autobuses gratuitos cada 10 minutos.

BBK Live

SI no tienes plan del 9 al 11 de julio, ¡tienes una cita! Además, si te agobia el tema de la humedad del mediterráneo mezclado con los sudores de los conciertos. El BBK Live es tu festival. Este año van de cabeza de cartel Mumford&Sons, grupazo donde los haya.

¿Pegas? Es un poco caro, pero viendo el cartel que presentan año tras año… ¡Se paga bien a gusto! Otro de los inconvenientes es la zona de acampada que está en una cuesta. Peligrosa para ebrios.

FIB

Es otro de los grandes festivales del verano. Son 4 días de festival. Hay que ir bien preparado. Además, al celebrarse en Benicasim, el excesivo calor no acompaña. Sobre todo a las 10 de la mañana cuando te da la solana en la tiendo produciendo ese efecto invernadero tan característico.

Este año se celebra del 16 al 19 de julio y como cabezas de cartel tenemos a Florence + The Machine y a The Prodigy. Aunque también tenemos otros míticos nacionales como Los Planetas. Para todos aquellos que vayáis este año, no os perdáis el directo de Vetusta Morla. Indescriptible escuchar y ver este grupo en vivo.

Rototom

Y si te mola el reggae, ska, dancehall etc… ¡Rototom es tú festival! Pero ojito que son ocho días de festival y 180 euros con camping. El Rototom es mucho más que un festival es una ciudad transitoria marcada por los valores de la solidaridad, cooperativismo y voluntariado. Podemos escuchar lo mejor de lo mejor de este tipo de música pero también tenemos la opción de disfrutar de muchas de otras muchas actividades: danza africana, magia, mercadillo solidario, expresión artística en vivo… Por cierto, es de los pocos festivales que tienen en cuenta a los más pequeños, organizando actividades especiales para niños.

Foto | Fotolia.com

10 platos típicos españoles para babear

10 platos típicos españoles para babear

La gastronomía española es envidiada en todo el mundo ¡y con razón! Cada ciudad tiene sus recetas tradicionales que destacan por la variedad y la calidad de sus ingredientes. Pese a que ‘cada maestrillo tiene su librillo’, estos son los 10 platos típicos españoles para babear y disfrutar.

Gazpacho

El plato del verano por excelencia en toda España aunque procede de Andalucía. Cada cocinero tiene su receta pero es, básicamente, tomate con otras verduras (pimiento, pepino, cebolla, ajo…), aliñados con aceite vinagre y sal y triturado. ¡Listo para beber!

Tortilla de patata

No hay español que no haya probado esta maravilla ni bar que no la sirva. Patatas, huevos, aceite y sal. Sola o en bocadillo, para cualquier momento.

Paella

Típico plato de Valencia y reconocido por todo el mundo. Hay muchas variantes de este arroz (con verduras, marisco, mixto…) pero todas coinciden en su gran sabor.

Migas

Esta receta es tradicional de Castila -La Mancha aunque también son extremeñas y aragonesas. Pan duro, aceite, agua y embutidos, con estos sencillos ingredientes de aprovechamiento se consigue una receta increíblemente buena.

Pulpo

Cocinar el pulpo en Galicia es todo un arte. Tiene muchas variaciones pero el típico es el pulpo á feira con cachelos. O lo que es lo mismo, pulpo cocido y servido sobre patatas  con aceite, sal y pimentón.

Cocido

Como las migas, casi cada comunidad tienen el suyo. Desde el cocido madrileño al montañés pero todos igual de buenos y consistentes.

Fabada

Receta típica asturiana… ¡y qué receta! Judiones (judías blancas grandes) con chorizo, morcilla, panceta… Un pelín calórica pero de vez en cuando es muy sana deleitarse con este plato.

Calçots

Uno de los más peculiares. Esta verdura asada y acompañada de salsa, típica de Cataluña, es extraña de comer pero muy rica y original.

Cochinillo

Los asados son muy típicos (cordero, cochifrito…), sobre todo en Castilla y León, pero destaca el cochinillo. Una vez asado en un horno tradicional y partido con un plato como manda la tradición, todo el mundo repite en cualquier asador que se precie.

Torrijas

Y para terminar, el postre. Las torrijas las reinas de la Semana Santa pero se pueden hacer todo el año. Rebanadas de pan remojadas en leche o en vino y fritas acompañadas de azúcar y canela… ¡Uno de los platos típicos españoles para babear!

 

Foto | Fotolia.com