10 platos típicos de Madrid

La capital de España es conocida por muchas cosas: sus noches, sus monumentos, sus fiestas patronales… Es ideal para los turistas, hay todo lo que te puedas imaginar.

Pero, ¿y la comida? Como en el resto del país, la gastronomía es exquisita y pero vamos a ver los 10 platos típicos de Madrid que debemos probar si visitamos la ciudad o si vivimos en ella, porque no solo de vive de las tapas.

Cocido madrileño

Sopa, garbanzos, fideos, carne, patata, chorizo y jamón pueden ser los ingredientes más comunes pero en cada casa y restaurante encontrarás su toque especial: repollo, morcilla, zanahoria… ¡Todos igual de ricos!

Bocadillo de calamares

Un buen bocadillo de calamares no puede faltar en Madrid. Tan simple como calamares rebozados y fritos metidos en pan. Para ponerle el broche final, no hay nada mejor que comerlo en la Plaza Mayor.

Potaje

Otro plato de cuchara pero ¡qué plato! Como el cocido, cada maestrillo tiene su librillo, pero los garbanzos, las judías blancas, las espinacas y el bacalao son sus ingredientes principales. Siempre apetece, sea invierno o verano.

Gallinejas y entresijos

Aunque al oír que son vísceras de cordero algunos no las quieran probar, lo cierto es que rebozados y fritos hacen las delicias de cualquier comensal. ¡Hay que darles una oportunidad!

Callos a la madrileña

La estrella de la casquería (con permiso del anterior). Callos, morro, ternera, chorizo, morcilla y un buen sofrito acompañados por unos garbanzos. No nos faltará energía para recorrer la ciudad.

Caracoles

Este plato e típico de los bares más tradicionales de Madrid. No solo por lo entretenido que es comérselos, si no por el toque picante de la salsa de los caracoles cocidos.

Rabo de toro estofado

Como ciudad taurina y especialista en carnes, no podía faltar un buen estofado. Un sofito de verduras, rabo de toro y paciencia para disfrutarlo.

Sopa de ajo

La receta de la abuela. Agua o caldo, pan duro, pimentón y ajo acompañado de un huevo. No hace falta nada más.

Rosquillas de San Isidro

El patrón de Madrid acompaña cada mes de mayo su fiesta con unos buenos dulces: rosquillas tontas listas, francesas y de Santa Clara, para todos los gustos.

Chocolate con churros

Aunque es típico del invierno, no hay nadie que visite Madrid y se vaya sin pasar por la Chocolatería de San Ginés a comer unos churros con chocolate. Se pueden comer en otros muchos sitios de la capital y siempre dejan buen sabor de boca.

Buñuelos de viento

Un postre típico en las celebraciones de todos los santos que es tan simple como una masa frita en forma de bola. ¿Su peculiaridad? Que se pueden rellenar con un montón de cosas, hay para todos los gustos.

¿Cuáles son tus platos favoritos de Madrid?

Foto | Fotolia.com

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Restaurantes emblemáticos de Gran Canaria

¿Tienes pensado pasar unas vacaciones en Gran Canaria? Buscar alojamiento, conocer las mejores playas, actividades a realizar… pero también tendrás que comer. Vamos a recomendar algunos de los restaurantes más destacados de la isla, para todos los gustos y para todos los bolsillos.

Restaurantes emblemáticos de Gran Canaria

Restaurantes emblemáticos de Gran Canaria

Casa Yolanda

Situado en la Cruz de Tejeda, en el corazón de la isla, posee unas vistas panorámicas inmejorables desde su balcón. Entre sus platos destacan los asados, hay que recordar que estamos en una zona de montaña, por lo que la carne de cerdo y cabra son protagonistas.

El Padrino

Desde 1974 llevan sirviendo platos típicos desde el barrio de Las Coloradas en Las Palmas de Gran Canaria, con increíbles vistas a la playa de Las Canteras. Sus precios son asequibles. El caldo de pescado, el sancocho de cherne y el potaje de jaramagos son sus platos estrella.

Ca’ Ñoño

Otro local típico en la zona de Las Canteras es el Ca’ Ñoño. Estando a pie de playa, sus bocadillos de calamares y pulpo son conocidísimos, de la misma forma que sus raciones y sus otros platos, muy económicos para toda la familia.

Dedo de Dios

Otro de los restaurantes emblemáticos de Gran Canaria, situado a pie de playa en el Puerto de Las Nieves, Agaete. Nada más entrar nos sorprenderá las grandes plantas que caen desde las macetas que cuelgan del techo. Con unos precios muy económicos, destacan sus pescados y calamares, aunque cuenta con cocina internacional.

Las Lagunetas

El bodegón Las Lagunetas, es un referente de la zona comercial de Triana de la capital grancanaria. Su cocina variada, tradicional, a precios asequibles, atrae a un público de todo tipo. Destacan sus buenos vinos, procedente de bodegas de la isla, y la buena gastronomía.

Al rico mojito de Tuno Indio

Una foto publicada por El Alpendre Del Arte (@elalpendredelarte) el

La Cilla

Para poder entrar hasta el comedor hay que atravesar la montaña a través de un túnel. Si algo destaca a la localidad de Artenara son sus cuevas, por lo que no debía de faltar un restaurante enclavado en una. Su cocina es de ámbito internacional, aunque destacan sus carnes a un buen precio.

El Alpendre del Arte

Aunque si lo nuestro es comer en un ambiente bohemio, lo mejor sería ir a El Alpendre del Arte, en Agüimes, ubicado en un antiguo edificio de la villa. Cuenta con música en directo y cócteles.

Cofradía de Pescadores

La Cofradía de Pescadores del Puerto de Mogán está rodeada de barcas que traen cada día el mejor pescado para la mesa del cliente. Aunque sus precios son más elevados, la calidad de sus pescados frescos es inmejorable, además de un servicio excelente.

¿Conoces otros restaurantes emblemáticos de Gran Canaria?

Foto | Fotolia.com

El mundo del sushi

El sushi es uno de los platos de la gastronomía japonesa más conocido en el mundo. En general, el sushi está constituido por arroz cocido y otros ingredientes principales como pescado, marisco o alimentos de origen vegetal.

sushi

El sushi se elabora con pescado crudo

El tamaño de cada ración es muy característico, pues está pensando para tomárselo de un solo bocado, y acompáñalo de una bebida japonesa, toda una delicia.

Ingredientes

– El arroz es muy característico, debe ser de grano corto, blanco y dulce. En Occidente podemos encontrarlo con el nombre de “arroz glutinoso”. Su textura debe ser cremosa y viscosa, nunca seca. Este tipo de arroz debe estar cocido y adobado en vinagre de arroz con azúcar y sal. El momento ideal para comerlo es justo cuando se enfríe.

– Las envolturas de algunas variedades de sushi se les denomina nori, y se trata de un alga cultivada tradicionalmente en Japón. En sus inicios, estas algas se obtenían de los puertos, y la preparación comenzaba secando las plantas bajo el sol. Antes de consumir el nori, este debe ser tostado.

El relleno del sushi es muy variado desde pescado, marisco, huevas hasta vegetales, carne roja y huevos. Lo más típico es que el relleno del sushi sea pescado crudo fresco y de buena calidad.

Respecto a los condimentos, estos pueden variar y dependen de los gustos del consumidor, excepto el vinagre de arroz, ya que es el aderezo principal del sushi. Por otro lado está la salsa de soja, que es otro condimento típico que sirve para mojar. El gari es jengibre dulce cuya función es limpiar el paladar. Y el wasabi es la salsa verde pastel, muy conocida pero solo para los más atrevidos. También existen otras variedades de salsas, pero estas son las más famosas.

Variedades de sushi más conocidas

– El makizushi, conocido como maki significa “enrrollar”. Son rollitos, cuyos ingredientes se encuentran estatrégicamente concéntricos. En el interior estará el relleno rodeado del arroz, y todo esto estará envuelto por el nori. Esta es la mejor opción para los que no han probado todavía el sushi. Hay que destacar también una variante occidental del maki, que son los rolls. La idea del roll es la misma que la del maki, pero esta carece de la envoltura de algas.

– El nigiri es otra variedad muy conocida del sushi, y significa literalmente “apretado con las manos”. Se tratan de canapés de arroz, en los que el relleno, en vez de estar recubierto, esta vez se convierte en una porción íntegra colocada encima del arroz.

– El gunkanzushi es una variedad de sushi también enrrollado con nori, pero esta vez, su interior estará formado por arroz y huevas. Lo más llamativo de este tipo de sushi son los colores tan llamativos. En cuanto a las huevas, nos podremos encontrar de salmón, de arenque, abadejo de Alaska, pez volador y erizo de mar.

Foto | Steve Snodgrass | Commons.wikimedia.org

Gastronomía filipina, la mezcla de lo español y lo asiático

Gastronomía filipina

¿Conoces la gastronomía filipina?

La comida filipina es seguramente de las menos conocidas del mundo asiático. Sin embargo, los que la prueban, quieren siempre repetir. Los platos de la gastronomía filipina no son tan exóticos como los chinos o japoneses, mucho más orientales; pues las recetas filipinas nacen en un clima tropical, por lo que los alimentos utilizados son más parecidos a los países con este clima y sobre todo cerca de la playa. Recordemos que Filipinas es un país pequeños pero con miles de islas.

Historia de la gastronomía

En primer lugar hay que tener en cuenta que las costumbres culinarias Filipinas tienen una estrecha relación con su situación geográfica y por lo tanto, de su historia. Los platos filipinos mezclan diferentes aspectos gastronómicos de otras culturas como la malaya (en realidad, englobaría todo el sudeste asiático) y la española.
Lo más importante de la comida filipina es el arroz, casi todos los platos cuentan con este cereal. ¿Cuál es el origen del abundante uso del arroz en las comidas filipinas? No se conoce a ciencia cierta, pero se sabe que los malayos empezaron a cultivar el arroz en el continente asiático en el año 3.200 a.C.

Características de los platos

Por otro lado, en el archipiélago asiático se acostumbra a acompañar las comidas o añadir en las recetas diferentes salsas. La salsa de soja, toyo, o la salsa de pescado, patis, son salas muy conocidas allí, cuyo origen proviene de China e India. La introducción de estas salsas a las gastronomía filipina se produjo por el comercio, ya que Filipinas era una de las mejores rutas antes de la colonización española. Las sopas y bollos filipinos tienen clara influencia china y japonesa según los ingredientes y la apariencia, de hecho, muchos de estos alimentos apenas han sido modificados.
La gastronomía filipina volvió a cambiar con la colonización española. Se comenzaron a integrar diferentes productos e incluso otros métodos en la cocina. El chile, la salsa de tomate, el maíz que conocieron los españoles en Sudamérica, y el ajo salteado, que en Filipinas se alude a esta técnica como guisado. De hecho, muchos nombres en la cocina son en español, aunque muchas veces la traducción no sea la correspondiente.
Por otro lado, la pasta filipina, es decir, los fideos para los distintos platos con o sin caldo, provienen de la cultura china. El plato de fideos más conocido en Filipinas es el pancit, es tan conocido que en cada región hacen sus versiones de este mismo plato, e incluso se vende para hacerlo de forma instantánea.
Sin embargo, en la actualidad, la influencia de otras culturas es mucho más notable. Las costumbres culinarias estadounidenses, italianas, francesas y japonesas son ahora una realidad en los platos filipinos. Un ejemplo muy claro de ello es el plato de espaguetis a la boloñesa o carbonara, aunque en el caso de la salsa de tomate, se le añade algo de azúcar para rebajar la acidez.

La comida filipina, que ha tenido muy mala fama por diversas y polémicas razones en el mundo occidental, tiene platos deliciosos, cuyo rasgo más curioso e interesante viene de la mezcla de costumbres culinarias. Por lo que nadie debería perderse la oportunidad de probar algún plato de esta gastronomía.