El Arrecife de Poseidón: Almería luminosa

En Almería, ( Al-Mairiya, espejo del mar ), junto a Roquetas de Mar, crían más de ochocientas especies animales y vegetales. El Arrecife barrera de posidonia oceanica es su hogar. Veamos el centro de este Monumento Natural.

Hoy, Monumentos Naturales se desplaza a la localidad almeriense de Roquetas de Mar. Aquí, además de veranear en el sentido clásico, podemos admirar El Arrecife Barrera de Posidonia oceánica, refugio de más de ochocientas especies vegetales y animales.

Linneus

Existe una magnífica “Guía de las algas de los mares de Europa”, donde se da la descripción de la Posidonia oceanica, llamada así por el botánico C.V. Linneus : ” Etimológicamente, dedicada al dios Poseidón, y del océano, lo cual se supone un error del insigne botánico, ya que la especie no existe en el Atlántico. Hojas agrupadas en haces (5 a 8 hojas por haz), de color verde oscuro,(…) y que pueden alcanzar hasta 140 cm de longitud; rizomas pardos, gruesos, muy desarrollados, formando un retículo compacto, a veces de varios metros de extensión(…). Presente durante todo el año; en otoño, las hojas muertas, de color pardo, son depositadas en masa sobre la orilla, y forman depósitos denominados banquetes; forma densas poblaciones (praderas) sobre sustratos rocosos o blandos, desde la superficie hasta 30-35 m de profundidad.”

Buceo en la costa

Es recomendable llevar alguna crema antimedusas, y seguir en todo momento las indicaciones de los vigilantes de medio ambiente antes de sumergirnos. Para los no iniciados, es necesario un cursillo en alguna de las escuelas de buceo que existen aquí. Unos 20 minutos de ejercicios de calentamiento y respiración, protección solar, un traje de neopreno, y un equipo sencillo para el buceo de superficie es todo lo necesario para ver estas aguas transparentes y cálidas en verano. Un primer contacto, y nadamos siempre en pareja con un flotador indicador de posición unos metros hacia el punto de inmersión, teniendo cuidado de no rozarnos con alguna piedra del arrecife. Nos sumergimos, y escuchamos el silencio más absoluto. Este mundo de cristal, es uno de los viveros naturales de pesca más importante del sur de Europa. Aquí vegetales y animal adoptan multitud de formas y colores irisados por el sol cenital. Familias de meros, a veces de cuatro, a veces de seis individuos, nadan a la búsqueda de almejas. Las doncellas de color verde pardo picotean los extremos del arrecife. La Posidonia alimenta a gran parte de esta fauna acuática. Un lenguado sale del fondo al ser molestado, y un calamar nos persigue; ve que no somos de su gusto y nos expulsa con un buen chorro de tinta. Los alevines salen disparados para volver al arrecife, lentamente.

Descanso

Salimos a superficie a tomar aire y reponer fuerzas; una segunda inmersión nos sorprende con un visitante espectacular saliendo de su cueva, una morena de pequeña talla, juguetona, dócil, curiosa. La dejamos atrás; retornamos nadando en superficie, viendo la verde espesura de este Arrecife Barrera y a sus habitantes tras los cristales semiempañados de las gafas. De regreso a la playa  y tras beber agua y descansar unos minutos volvemos a Roquetas , muy cerca de aquí, donde se puede degustar el chorizo de Níjar, o un buen plato de tabernero, auténtica joya de la gastronomía de la comarca. Exquisitos.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Increíble: 14 parques nacionales en Nueva Zelanda

Nueva Zelandia o Nueva Zelanda ha sido colonizada hace menos de mil años. Antes de esto, era el país de los bosques, de las montañas y de las playas. 
Los ruidos más altos provenian de los pájaros, del murmullo del viento o de las olas. Catorce espectaculares parques nacionales protegen la herencia natural de Nueva Zelanda. Todos presentan una variedad inmensa de paisajes, diferentes tipos de vegetación y de Read More…

Las ballenas jorobadas son “ciudadanas de honor” en el Ecuador

Cada año en Junio cerca de 4.000 ballenas jorobadas, después de un largo viaje por el Antártico, llegan a las costas ecuatorianas, donde realizan sus rituales de apareamiento y traen sus nuevos hijos al mundo. 
Cada año nacen más y más ballenas en las costas del Pacífico ecuatoriano.
La sesión de las ballenas dura, generalmente, desde junio hasta septiembre. Durante estos meses de verano es posible realizar tours ver Read More…