Gastronomía filipina, la mezcla de lo español y lo asiático

Gastronomía filipina

¿Conoces la gastronomía filipina?

La comida filipina es seguramente de las menos conocidas del mundo asiático. Sin embargo, los que la prueban, quieren siempre repetir. Los platos de la gastronomía filipina no son tan exóticos como los chinos o japoneses, mucho más orientales; pues las recetas filipinas nacen en un clima tropical, por lo que los alimentos utilizados son más parecidos a los países con este clima y sobre todo cerca de la playa. Recordemos que Filipinas es un país pequeños pero con miles de islas.

Historia de la gastronomía

En primer lugar hay que tener en cuenta que las costumbres culinarias Filipinas tienen una estrecha relación con su situación geográfica y por lo tanto, de su historia. Los platos filipinos mezclan diferentes aspectos gastronómicos de otras culturas como la malaya (en realidad, englobaría todo el sudeste asiático) y la española.
Lo más importante de la comida filipina es el arroz, casi todos los platos cuentan con este cereal. ¿Cuál es el origen del abundante uso del arroz en las comidas filipinas? No se conoce a ciencia cierta, pero se sabe que los malayos empezaron a cultivar el arroz en el continente asiático en el año 3.200 a.C.

Características de los platos

Por otro lado, en el archipiélago asiático se acostumbra a acompañar las comidas o añadir en las recetas diferentes salsas. La salsa de soja, toyo, o la salsa de pescado, patis, son salas muy conocidas allí, cuyo origen proviene de China e India. La introducción de estas salsas a las gastronomía filipina se produjo por el comercio, ya que Filipinas era una de las mejores rutas antes de la colonización española. Las sopas y bollos filipinos tienen clara influencia china y japonesa según los ingredientes y la apariencia, de hecho, muchos de estos alimentos apenas han sido modificados.
La gastronomía filipina volvió a cambiar con la colonización española. Se comenzaron a integrar diferentes productos e incluso otros métodos en la cocina. El chile, la salsa de tomate, el maíz que conocieron los españoles en Sudamérica, y el ajo salteado, que en Filipinas se alude a esta técnica como guisado. De hecho, muchos nombres en la cocina son en español, aunque muchas veces la traducción no sea la correspondiente.
Por otro lado, la pasta filipina, es decir, los fideos para los distintos platos con o sin caldo, provienen de la cultura china. El plato de fideos más conocido en Filipinas es el pancit, es tan conocido que en cada región hacen sus versiones de este mismo plato, e incluso se vende para hacerlo de forma instantánea.
Sin embargo, en la actualidad, la influencia de otras culturas es mucho más notable. Las costumbres culinarias estadounidenses, italianas, francesas y japonesas son ahora una realidad en los platos filipinos. Un ejemplo muy claro de ello es el plato de espaguetis a la boloñesa o carbonara, aunque en el caso de la salsa de tomate, se le añade algo de azúcar para rebajar la acidez.

La comida filipina, que ha tenido muy mala fama por diversas y polémicas razones en el mundo occidental, tiene platos deliciosos, cuyo rasgo más curioso e interesante viene de la mezcla de costumbres culinarias. Por lo que nadie debería perderse la oportunidad de probar algún plato de esta gastronomía.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Los museos más curiosos de España

Hoy queremos ofreceros una lista de museos españoles que podemos considerar, como algunos de los más curiosos para cualquier viajero. ¿Por qué? Algunos son raros, otros desbordan creatividad o están sumergidos de lleno en el arte contemporáneo. Ahí va una lista de cuatro museos que no os podéis perder:

Los museos más curiosos de España

Los museos más curiosos de España

MIBA, Museu d´Idees i Ivents de Barcelona

Nuestra primera recomendación es este museo de Barcelona, situado en pleno barrio Gótico que, como reza en su web: tiene como objetivo promover la innovación y la actividad emprendedora a través de la innovación y la inspiración.

Puedes probar un tobogán para bajar de planta o utilizar sus lavabos creativos. Podrás comprar inventos que no has visto antes o caminar sobre el vacío gracias a su suelo de cristal.

Museo Vostell Malpartida (Cáceres)

Situado en Cáceres, en este museo podremos encontrar la obra de Wolf Vostell, artista hispano-alemán reconocido por sus obras contemporáneas de psoguerra.

Fue pintor, escultor y pionero en el Videoarte. Podemos ver algunas de sus obras en plena naturaleza, fuera del museo. Los amantes del arte abstracto encontrarán en Vostell un ejemplo digno de admiración. Del amplio trabajo del artista, cabe destacar la obra El Fin de Parzival, ideada por Dalí y realizada por Vostell en 1988.

Museo de las microminiaturas

Situado en Castell de Guadalest, Alicante, este museo nos ofrece pequeñas maravillas ante las que nos quedaremos absortos.

Podemos encontrar La Estatua de la Libertad dentro de una aguja, La Maja Desnuda de Goya en el ala de una mosca o el Guernica de Picasso en una semilla. Incluso los fusilamientos de Goya pintados en un pequeño grano de arroz. Además, sus precios también son mini, adultos 4 euros, niños 3 y adultos en grupo, 3 euros por persona.

Museo del perfume Barcelona

Los olores son importantes, a veces es lo último que olvidamos de una persona. Tan característico que se le tenía que hacer un museo. El museo del perfume está situado en el Paseo de Gracia de Barcelona desde los años sesenta.

En su propia web, podemos leer cómo el mundo del perfume es un mundo rico no solo en olores, sino también en historias divertidas o de todo tipo.

En este museo podremos encontrar más de cinco mil piezas antiguas y modernas que sin duda nos sorprenderán a todos.

Foto | Fotolia.com

Viaja al interior de ti mismo: retiros de yoga y meditación

Hay momentos en la vida de una persona que no solo se buscan aventuras cargadas de adrenalina, noches de juerga desenfrenada o patearse ciudades de cabo a rabo. Y es que, a veces, el silencio y la naturaleza hacen que un lugar esté cargado de una energía indescriptible.

Consejos para realizar un retiro espiritual

Consejos para realizar un retiro espiritual

Este artículo va dedicado especialmente a todas esas amantes del yoga y la meditación. Puede que aún no sepáis que el yoga puede ser y de hecho es mucho más que una simple actividad que hacemos después del trabajo. Podemos enfocar un viaje al objetivo del yoga: el conocimiento sobre uno mismo. Hoy hablaremos sobre los diferentes aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de realizar este viaje.

Los mismos lugares, diferentes experiencias

Lo cierto es que muchos de los lugares que visitamos pueden ofrecer otra experiencia tan, o más satisfactoria. Si no eres un gran apasionado de este tipo de experiencias, puedes probar a combinarlas y al menos, probar para ver qué te parecen.

Solo o acompañado

Muchas personas consideran que este tipo de viajes es necesario hacerlos solos. Replantéate esto bien antes de salir, no vaya a ser que luego te arrepientas de tener un amigo parlanchín o de todo lo contrario.

Agencias especializadas

Existen empresas que organizan este tipo de viajes espirituales. Todo incluido en un retiro espiritual que aportará mucho más que conocer lugares diferentes.

Lugares con energía

En realidad lo que buscamos con este tipo de viajes es una nueva experiencia. Esta experiencia se basa en que a través de la naturaleza y el silencio, algunos lugares poseen una fuerza especial, una energía indescriptible que nos ayudará a profundizar el pensamiento en nosotros mismos, a conocernos mejor. Elige bien un sitio, ya que este será unos de los factores que determinarán los resultados del viaje.

Iniciarse antes del viaje

Para todos los que estéis decididos a iniciar un viaje espiritual es 100% recomendable haberse iniciado en esta práctica antes. Tienes un montón de guías por Internet que seguro que te son de gran ayuda para comenzar con la meditación.

¿Estás preparado para hacer un viaje espiritual?

Foto | Fotolia.com

Los mejores bares de tapas de Madrid

¿Preparados para irnos de tapas por la capital española? No se vayan a alterar los fervientes de las tapas, esta lista, es solo una mínima parte de la gran cantidad de bares de tapas con los que cuenta Madrid.

Los mejores bares de tapas de Madrid

Los mejores bares de tapas de Madrid

El tigre. Mítico bar del barrio de Chueca. Sus precio son muy asequibles y la comida tiene una relación calidad precio bastante buena. Es un bar mítico y hay que ir, pero tampoco nos vayamos a pensar que estamos en un restaurante con estrella Michelín.

Taberna tempranillo. Otro clásico. Situado en la Cava Baja, podremos disfrutar de una gastronomía más elaborada y unos vinos inmejorables. El precio es un poco más carete, pero merece la pena darse un gustazo e ir a la Taberna Tempranillo.

Vi Cool. La gastronomía está de moda y numerosos chefs de prestigio como Segi Arola han decidido normalizar los productos gourmet. Desde el 2007 podemos disfrutar en Huertas de una cocina con nivel superior y a unos precios súper razonables.

Los amigos es una muy buena opción si lo que buscas es un ambiente de barrio típico madrileño. Además de tener unos precios más que asequibles, las raciones que ponen con cada bebida son gratuitas y bastante grandes.

Los enemigos está justo al lado de los amigos. Al igual que en Los amigos, sus raciones son muy grandes y están incluidas en cada bebida que pidas. Ambos bares son muy baratos, las tapas que ponen no son delicatesen pero en relación al precio está bastante bien.

El rey de las tortillas es otro mítico de Madrid. Puedes pedir ofertas de bebida y comida. La bebida la sirven en metros y tienen unas tortillas estupendas. El precio es bastante razonable y la calidad de la comida no está nada mal.

La casa de las tortillas también tiene unas tortillas muy buenas. Lo mejor de este bar es que puedes contratar barra libre de comida y bebida y no escatiman en cantidades.

Casa Mingo es más tipo restaurante que bar, pero merece la pena citarlo ya que es un lugar mítico. Aunque sea un poco más caro que cualquier bar, merece la pena al 100% pasarse por este restaurante, sus pollos están buenísimos y tienen una sidra natural muy buena. Recomendado al máximo.

Si hablamos de sidra tenemos que mencionar un asturiano situado en la Latina, Casa Antonio tiene una comida estupenda y su sidra natural, una de las mejores que podemos encontrar en Madrid. En este asturiano podemos probar el típico plato asturiano: el cachopo.

¿Conoces algún bar madrileño más que merezca la pena visitar? ¡Recomiéndanoslo en los comentarios!

Foto | Fotolia.com