Ruta a través del Foro Romano

Captura de sobreroma.com

Captura de sobreroma.com

Aunque las ruinas no fueron excavadas del todo hasta principios del s.XX, el Foro Romano acoge la visita de millones de turistas al año. La esencia de toda una civilización se encuentra allí, ¿Quieres conocerlo?

Un lugar privilegiado

El concepto de foro tenía una importancia vital en la Roma Antigua. Se trataba de un lugar en el que se daba encuentro el pueblo para todos aquellos actos religiosos o públicos, como asambleas o elecciones, amén de servir de sitio para los negocios y el mercado.

Hacia el año 500 a.C, se desecaron en Roma, las tierras pantanosas que se hallaban entre las colinas del Palatino y del Capitolio y la colina del Quirinal, para albergar el que sería su primer gran foro. En un principio se alinearon unas cuantas tiendas para crear un mercado al aire libre, donde se reunían los ciudadanos, pero poco a poco, se fue perfilando lo que actualmente todavía podemos ver.

Los templos a Saturno, Cástor, Pólux y a la Concordia, empezó a dotar al foro de una belleza singular. Con el tiempo se fueron añadiendo construcciones, como el primer palacio de Justicia -la basílica Porcia- en el 184 a.C., al que le siguieron las basílicas de Emilia, Sempronia y Opimia.

En unos pocos años, acabaría convertido en un gran punto neurálgico de Roma, creciendo más y más y guardando con el paso del tiempo, una historia que se desenterró hace poco más de 100 años.

Si eres un apasionado de la civilización romana y deseas conservar algo totalmente verdadero en tu hogar, existe la posibilidad de hacerte con una colección de monedas de la Antigua Roma a un precio muy asequible.

No te pierdas de Roma

Si estás decidido a visitar la capital italiana y deseas recorrer todo, márcate una ruta por Roma. La cercanía con otra de las grandes construcciones antiguas más conocidas, como es el Coliseum, convierten al foro en un lugar ideal para empezar tu visita histórica y empaparse de Roma al máximo.

Alguna de las cosas que tampoco debes olvidar visitar en tu estancia en Roma son las escalofriantes catacumbas romanas y los museos vaticanos -imprescindible la Capilla Sixtina de Miguel Ángel, te enamorará-.

El impresionante Castel Sant’Angelo, construido a las orillas del Tíber y los jardines de la Villa Borghese pueden completar un viaje inolvidable.

Por último, no olvides pasear por las amplias plazas de la ciudad como la Piazza Navona, echar una moneda a la afamada Fontana di Trevi y hacer una escapada nocturna por el barrio de Trastevere.

Roma contiene todo aquello que deseas, historia, belleza y diversión se funden en una sola ciudad, ¿Te la vas a perder?.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Conoce los mercados de Barcelona

Captura de 19arcoiris.wordpress.com

Captura de 19arcoiris.wordpress.com

La ciudad condal cuenta con muchos atractivos, su magnífica arquitectura y monumentos, su paisaje y agradable clima, todo ello la convierte en un destino ideal para cualquier turista y visitante. Una de las cosas imprescindibles cuando se llega a Barcelona, es el Mercado de la Boquería, pero aún hay más, ¿Quieres conocerlos todos?

Empieza el periplo buscando un buen hotel

En primer lugar, no olvides alojarte en un buen hotel y a poder ser lo más céntrico posible. La oferta hoteles barcelona es muy grande y variada, aunque os recomendamos la cadena hotelera de HCC, en la que podréis encontrar todas las comodidades a un precio más que razonable.

Una vez salgamos del hotel, deberíamos dirigirnos a la Ramblas, allí es donde nos encontraremos con la Boquería, mercado que se ha convertido en referente gastronómico de la ciudad.

La historia del Mercado de la Boquería se remonta muchos años atrás, cuando la ciudad todavía no había traspasado sus murallas y los comerciantes se reunían en la parte exterior de la Puerta de Pla de la Boquería para negociar y evitar pagar el tributo.

Hoy en día, los 6000 m de superficie que ocupa el mercado, los 300 puestos de alimentos y la original arquitectura que ostenta –sus vidrieras son impresionantes- llaman la atención de todo aquel que pasa frente a él, y no es para menos.

Una de las cosas que más encanta al turista que visita la Boquería, son los grandes puestos de fruta fresca que se hallan en el mercado. Los vendedores acostumbran a cortarla y vender vasos rellenos de “macedonia” y además,  a exprimir fruta y vender zumos recién hechos.

Y después de la Boquería…

Llegamos al Mercado del Born, situado al pie del Passeig del Born y el cual se concentra en uno de los puntos más modernos de la ciudad. De este mercado destaca, además de su oferta alimentaria, su peculiar arquitectura de hierro, construida en 1876 por Josep Fontserè y Mestre.

El Mercado de Sant Antoni ocupa una de las localidades más céntricas. Situado en pleno corazón de Barcelona junto a l’Eixample Esquerre, hallamos este mercado que abre de lunes a sábado con una oferta de alimentos, e incluso ropa y complementos del hogar. Pero la sorpresa viene el domingo, cuando se convierte en un interesante mercado de compra venta de libros antiguos.

El Mercado del Ninot se trata de un antiguo mercado al aire libre, que remodelado y techado en 1933, se convirtió en uno de los mercados más codiciados de Barcelona.

Si te encanta comer y quieres que tus sentidos despierten y saboreen, no te pierdas esta ruta de los mercados de Barcelona, ¡Te dejará con ganas de más!

Sé práctico en la Feria de Abril de Sevilla

Captura de luna-laiaia.blospot

Captura de luna-laiaia.blospot

Si estás decidido a no perdértelo durante este año, será necesario que no te pierdas algunos consejos prácticos para que tu estancia allí lo más agradable posible.

No te pierdas por el camino

El recinto donde se celebra la Feria de Abril se encuentra en el barrio de los Remedios y se compone de tres zonas bien diferenciadas: el Real de la Feria, dónde se encuentra el grueso de la feria con las casetas, los carruajes y los faroles; la calle del Infierno, destinada al divertimento de grandes y pequeños debido a la gran cantidad de atracciones y bodegones que allí se encuentra; y, finalmente, el aparcamiento.

Debido a la gran afluencia de gente durante estas fechas, la aglomeración de coches puede dificultarte el movimiento y el aparcar. Una buena solución a esto es utilizar el autobús, un medio fácil de utilizar y del que además el Ayuntamiento de Sevilla pone un servicio especial para el ciudadano durante estas fechas.

Pero si aún así, te decides a ir en coche, no olvides que la gran mayoría de plazas que componen el gran aparcamiento de la Feria de Abril se han puesto en alquiler meses antes. Pese a todo, no te resultará en exceso complicado encontrar un aparcamiento por los alrededores si decides ir o bien por la mañana o bien por la tarde, momentos en los que se calcula que la afluencia no es tan grande y facilidad de encontrar un hueco, mayor.

Asegúrate tu alojamiento

La población en Sevilla durante la Feria de Abril se multiplica y los hoteles y hostales que allí se encuentran se llenan hasta los topes. Si no quieres arriesgarte y decides coger tu hotel en Sevilla con antelación, te vendrá de perlas para evitar perder tiempo buscando.

La oferta allí es variada y más en las fechas de Feria, en la que todos los alojamientos se visten de gala y hacen lo imposible por agradar al huésped. Además, si optas por un hotel que esté más al centro te será más fácil aprovechar y visitar el casco histórico, no olvides ir al Real Alcázar de Sevilla.

Atención al tiempo en Sevilla

La primavera es imprevisible y el mes de abril suele ser traicionero para aquellos que se confían con el tiempo, por lo que uno de los mayores consejos que os podemos dar es el llevaros algo de abrigo por si cae un chaparrón de los que no te imaginabas.

Pese a todo, el tiempo suele ser caluroso en el sur de Andalucía durante estas fechas, por lo que también deberéis llevar una botella de agua y un abanico. Estad atentos, lo más fácil es que aunque no llueva, por la noche refresque y por el día haga calor, así que id preparados para lo que sea, así seguro que no falláis.

El Algarve portugués para todos los gustos

Captura de ducati-valencia.com

Captura de ducati-valencia.com

Lo tienes claro, te has decidido y te has puesto en busca de un hotel en el Algarve, pero…¿hacia qué zona dirigirte? Dependiendo de lo que busques, podrás encontrar.

¿Buscas tranquilidad y relax?

Las villas de Tavira y Silves son tu destino. Lugares sin masificar, aunque con un buen ambiente en temporada alta y que invitan a pasar unos días de desconexión con el mundo. Conservan su casco antiguo y su bella fisonomía tradicional.

Además, si quieres ir más allá y camuflarte con el paisaje más rural y auténtico del Algarve portugués, no dudes en visitar algunos de las pequeñas localidades pesqueras que proliferan por la costa.

Un ejemplo de ello es Zambujeira do Mar, cuya pequeña playa es de una belleza indescriptible. Las terrazas en las cuales podrás probar pescado de calidad y la mejor gastronomía, son uno de los mayores placeres de este tranquilo pueblo.

¿Buscas animación y fiesta?

La zona entre Lagos y Albufeira es la tuya. En esta zona encontrarás la mejor oferta hotelera y además, contarás con todo tipo de servicios. Las grandes playas lusas de esta zona están a rebosar en verano, pero esa es la gracia, mezclarte con la gran masa de turistas y vivir unas vacaciones a la vieja usanza, con el ambiente de fondo.

En estas zonas proliferan los pubs y las tiendas, ideal para unas vacaciones con amigos o con tu pareja. También se puede convertir en un excelente destino familiar, en el que podrás disfrutar, sobretodo si hay pequeños, de atracciones acuáticas como el Zoomarine, situado a tan solo 10 km de Albufeira.

¿Quieres playas salvajes y desconexión total?

Si buscas el contacto con los elementos en Portugal, y eres un poco “lobo solitario”, atrévete a perderte por la playa de Odeceixe. Su espectacular belleza debido a que se halla en la desembocadura del río Seixe, la dotan de un magnetismo difícil de olvidar.

Otra opción es acercarte a la pequeña aldea de Cacela Velha, cercana a la villa de Tavira. Sus casitas blancas y azules, situadas en lo alto de la arena, te encandilarán.

¡Acércate al Algarve y disfrutas de las vacaciones que quieras!