Salamanca se viste de Navidad

Captura de livingspain.es

Por el día te deslumbrará y de noche te conquistará su ambiente

Salamanca posee un patrimonio histórico y cultural de gran riqueza. Pasea por la ciudad, visita la Plaza Mayor, la casa de las Conchas (con blasones, escudos y más de trescientas conchas en la fachada), así como la nueva Catedral. Los museos, como casa Lis, y colecciones, “Artilugios para fascinar”, son una parada obligatoria en Salamanca. Los centros culturales y los cafés tienen una programación organizada para Navidad con tertulias y exposiciones. Además….¡busca la rana! en la fachada de la Universidad , pues si la encuentras sin ayuda, aprobarás tus cursos. Hay leyendas como ésta al respecto, pues se dice que se trata de recordar a los alumnos que la lujuria lleva a la muerte, para que se concentren en los estudios.
Llegada la noche salamantina, los monumentos brillan con más fuerza, aprovecha para dar un paseo de noche con los edificios iluminados. La ciudad dispone de más de 2000 bares con todos los estilos de música (merece la pena la decoración de los bares y discotecas, original) y muchos lugares de tapeo donde disfrutar con la familia, mientras los mayores departen en los famosos clubs, los adolescentes se divierten en discotecas. La Nochevieja en Salamanca no tiene desperdicio, una de las más populares.

Encuentra tu hotel

¿Qué mejor que después de un día duro de turismo relajarse en un spa? Reserva ya, no tienes tiempo. Hay hoteles con balnearios donde se utilizan distintas técnicas, a deseo del cliente. Te sentirás bien, un baño relajante en un jacuzzi te ayudará a descansar y estar al día siguiente en forma para continuar visitando la ciudad.
Hay hoteles en salamanca con spa muy recomendables para los turistas. Como el Hotel Emperatriz III o Conde Rodrigo.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Vacaciones en un spa

captura de livingviajes.com

captura de livingviajes.com

Existe algún que otro hotel spa en Barcelona, que es el destino que queremos recomendaros hoy que permite, además de un alojamiento de ensueño, ya que se busca mantener la relajación total de los clientes incluso cuando no se están sometiendo a ningún tipo de tratamiento, en el mismo centro de Barcelona para poder disfrutar de una de las ciudades más cosmopolitas y atractivas de todo el mundo.

Visitar Barcelona y relajarse al máximo después

Estos lugares ofrecen una amplia oferta de tratamientos, que pueden mejorar problemas circulatorios, de carácter reumático o aquellos que están derivados por problemas de estrés que sin darnos cuenta son una de las principales causas de que suframos algún tipo de patología de tipo físico.

Visitar una ciudad como Barcelona puede ser una terapia maravillosa para cualquiera ya que tiene infinidad de lugares de los que disfrutar y vivir con intensidad. Si a esto le unimos que al llegar al hotel después de patear gran parte de la ciudad tenemos la opción de disfrutar de una sesión de chocolaterapia, o cualquier otra terapia novedosa, un masaje con aceites esenciales o un baño en aguas termales, el viaje puede convertirse en una de las mejores maneras de pasar las vacaciones, además de ser una experiencia inolvidable que se querrá repetir en cualquier otra ciudad del mundo, o en esta misma.

Lo último en tratamientos mientras se está de vacaciones

En definitiva una de las mejores maneras de dejar a un lado el estrés sin renunciar a unas vacaciones “al uso” que siempre oxigenan de alguna manera la mente además del cuerpo.

Así que no te lo pienses más si estás agotado por el estrés de tu vida diaria y quieres volver de las vacaciones recuperado y no más agotado, algo muy común tras regresar de unos días fuera, elige un hotel spa y disfruta al máximo de una temporada de descanso que seguro te hace mucha falta.

Escapada romántica a Barcelona

Escapada romántica a Barcelona

Escapada romántica a Barcelona

Barcelona es uno de esos destinos que no importa el momento, ni la época del año, siempre es atractivo y deseable, tanto para aquellos que la conocen como para los que aún no han tenido la posibilidad de descubrirla.

A la hora de buscar alojamiento para este tipo de escapadas la Ciudad Condal cuenta con una cadena de hoteles de una enorme calidad, HCC que además ofrece a sus clientes ofertas muy atractivas en sus diferentes establecimientos.

Noches de lujo en HCC

Entre las más destacables está el Fin de Semana Romántico en Barcelona, en el Hotel HCC Montblanc, situado en el mismo centro de la ciudad, muy cerca del Barrio Gótico, uno de los lugares más emblemáticos de toda la Ciudad Condal.

Esta oferta incluye además del alojamiento, una cena romántica para dos personas en el restaurante Racó de Montblanc, una botella de cava, fresas y desayuno para dos en la misma habitación.

Pero además de esta oferta, la gran ventaja de este hotel en barcelona es que cualquiera de los establecimientos que HCC tiene en su ciudad es que todos se encuentran situados en puntos estratégicos a la hora de visitar la ciudad, lo que facilita, en el caso de permanecer en Barcelona pocos días, grandes ventajas a la hora de desplazarse a los lugares más emblemáticos e interesantes de la ciudad.

Una estancia como en casa

Hoteles con encanto cuya relación calidad precio no tiene competencia en una ciudad cuya oferta hotelera es muy grande.

La cadena de hoteles HCC ofrece a sus clientes habitaciones confortables y acogedoras no sólo para personas que deseen pasar sus vacaciones en Barcelona, sino que además cuenta con salas de reunión para empresas y la posibilidad de celebrar bodas y eventos en su magnifica terraza en el mismo centro de Barcelona.

Una manera cómoda y agradable de pasar unos días en una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, con una oferta cultural y de ocio extraordinaria que conseguirá que cualquiera que se acerque hasta Barcelona pueda dejarse seducir por ella.

Así que no te lo pienses más y si quieres descubrir la ciudad, HCC es tu hotel.

Tailandia, el reino de los masajes

Captura de turismotailandes.com

Captura de turismotailandes.com

Afortunadamente, con la tan manida “globalización”, todo lo que podemos disfrutar en Tailandia también podemos hacerlo de una u otra manera en occidente.

Existe un gran número de restaurantes en los que probar las delicias de la gastronomía tailandesa, aunque es probable que nunca alcancemos los sabores extremos que podríamos experimentar directamente en este lugar. Aunque bueno, para quitarnos el gusanillo o recordar la experiencia vivida en este espectacular país puede servirnos.

Placer para todos los sentidos

Lo mismo sucede con los masajes y tratamientos corporales que se llevan a cabo allí. Nadie es capaz de resistirse a probar un auténtico masaje tailandés al visitar este país. Y es que a diferencia de lo que nos llega desde algunos medios, este tipo de masaje no tiene nada que ver con el erotismo, sino que combina técnicas de yoga y ejerce presión sobre diferentes puntos del organismo provocando numerosos beneficios.

Como os comentábamos antes, este tipo de placeres es fácil encontrarlos en nuestros lugares de origen y por tanto, no resultará complicado disfrutar de un masaje tailandés en un spa en Madrid, por ejemplo.

Un lugar con enormes posibilidades

Como es obvio, otra serie de placeres, como de los que podrá disfrutar la vista al pasear por Tailandia serán más complicados de llevar hasta nuestro país, aunque siempre nos quedarán las fotografías, los vídeos o los souvenirs que acabaremos adquiriendo en alguna de las tiendas especializadas en ellos.
Y es que este país, a pesar de contar con diversos problemas sociales y de seguridad, es uno de los más ricos culturalmente hablando.

Son muchos los turistas que se aprovechan de las necesidades de la población para explotar a sus gentes, especialmente en el plano sexual, pero no todos los que visitan este lugar se dedican a dar rienda suelta a sus más bajos instintos, llevando a un plano mucho más interesante y humano su estancia allí.
Dejando esta nota negativa a un lado, Tailandia es de esos lugares que merece la pena visitar al menos una vez en la vida, porque la cantidad de experiencias que se pueden disfrutar allí, no se encontrarán en ningún otro lugar del mundo.

No dudes en acudir si tienes posibilidad de hacerlo, te resultará un viaje extraordinario.