Turismo enológico

En España se realizan varios recorridos en relación al enoturismo, en los cuales se puede disfrutar de vinos de alta calidad, gastronomía, bodegas y viñedos.

Rutas del vino en España

1- Ribera del Duero
La ribera del Duero se encuentra en el corazón de Castilla y León. Cuenta con más de 17.000 hectáreas entre las provincias de Burgos, Valladolid, Soria y Segovia que tienen al río Duero como eje central. La variedad principal es la Tinta del País con la que se elaboran los vinos tintos de esta región: una de las zonas más conocidas a nivel mundial con un paisaje agradable. El famoso castillo de Peñafiel posee el recientemente inaugurado Museo Provincial del Vino. Algunas de las bodegas que se pueden visitar son: Real Sitio de Ventosilla, Don Carlos, Viña Sastre, Emilio Moro, Hermanos Pérez Pascuas, Viña Mambrilla, Prado de Olmedo, Arzuaga Navarro, etc.

2- Rioja
La Rioja es una región muy hermosa con imprescindibles paisajes, historia y cultura. Pero especialmente buen vino. Las bodegas más conocidas se encuentran en las regiones de la Rioja Alta y Alavesa. La capital, Logroño, es una ciudad con tradición artística e histórica. Debajo de la muralla del siglo XIII se encuentran varias bodegas subterráneas. En esta región se pueden encontrar diferentes tipos de bodegas, desde las más tradicionales a las más tecnológicas. Se promueve en La Rioja el “vinobus”, el cual ofrece 3 rutas diferentes para recorrer, no sólo bodegas, sino también sitios históricos y culturales de la región. Dentro de estos recorridos se visitan por ejemplo, las bodegas Pastor Díaz, Ontañón, Señorío de Villarrica, Amézola de la Mora y el Conde de los Andes.

3-La Mancha y Toledo
Toledo es una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad, por lo que no sólo vale la pena conocerla por sus vinos, sino por todo lo que representa: su arte y su gastronomía. La Mancha está comenzando a producir vino de muy alta calidad. En Valdepeñas se puede visitar el Museo del Vino.

4- Andalucía
El Puerto de Santa María por sus condiciones climáticas se vuelve un entorno excepcional para el vino y el jerez. Se pueden encontrar bodegas que datan de siglos pasados: las “catedrales” (son llamadas así por su tamaño). La mayor parte está ubicada en la zona de Campo de Guía, cerca del Río Guadalete. Bodegas que se pueden visitar: Luis Caballero, Gutierrez Colosía, Grant, González Obregón, Ferry, 501 del Puerto, etc.

5- Priorato
La Comarca del Priorato está situada entre las provincias de Lérida y Tarragona. Allí, el vino es una tradición de siempre. Pero a partir de la década de los ’70 se empieza a tomar con real entusiasmo este arte. Su variedad tradicional es la garnacha, y sus condiciones climáticas son altamente favorables para la realización de vinos de alta calidad. Algunas bodegas que pueden visitarse son: Gratavinum, Cellers Capafons – Ossó, Costers del Ciurana, Agrícola Falset, Buil y Gine, etc.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Recorriendo Londres en cuatro días

Londres es una ciudad que impacta por su vida cultural (400 locales para escuchar música en vivo y más de 200 galerías y museos) como por sus tradicionales palacios y edificios, exponentes de diferentes estilos arquitectónicos. También es uno de los centros de las vanguardias de la moda y el diseño.

Para conocer a fondo la capital más vibrante de Europa, te proponemos un recorrido de cuatro días inolvidables. ¿Estás listo? Sólo tienes que reservar habitación en uno de los maravillosos hoteles en Londres y seguir nuestros pasos.

DÍA 1

El río Támesis puede servir como referencia para iniciar el paseo. Allí se encuentra el Hyde Park: el parque más grande de la ciudad, que sirve como escenario de reuniones multitudinarias como el festival Live 8 que organizó el músico Bob Geldof en el 2005. Siguiendo sus senderos se llega hasta la Serpentine Gallery y al Palacio de Kesignton. Saliendo del parque está el museo Victoria and Albert, de Ciencias e Historia Natural. Hacia el este se levanta el Palacio de Buckingham, residencia oficial de la familia real británica. Dentro del castillo se pueden recorrer el Grand Hall, la Gran Escalera, el Salón del Trono y la Picture Gallery.

Frente al castillo, todos los días a las 11 de la mañana y los domingos a las 10, se cumple el tradicional cambio de guardia que convoca la atención de miles de turistas y habitantes de Londres. Cerca del palacio se encuentra la Abadía de Westminster, una obra maestra del estilo gótico que fue escenario de coronaciones, bodas, bautismos y funerales reales. Frente a la Abadía, está el edificio del Parlamento, cuya fachada da al Támesis.

Allí también se encuentra la Torre de Londres donde se exhiben las joyas de la Corona y el Big Ben, uno de los símbolos de la ciudad, famoso por su reloj. La torre alberga una campana de 13 toneladas que suena una vez cada hora y cuatro veces cada cuarto de hora. Pero para tener una vista única de la ciudad, hay que subir al London Eye. Este prodigio de la arquitectura moderna es la noria más alta del mundo y brinda una panorámica que abarca 55 monumentos de la ciudad.

DÍA 2

Para internarse en el Londres más cosmopolita, vale la pena caminar por Trafalgar Square, donde confluyen algunas de las principales calles de la ciudad, siempre atestadas de tráfico; como Whitehall, donde se encuentran la mayoría de los edificios del gobierno británico. Siguiendo por Trafalgar se levanta la National Gallery, uno de los museos más importantes del país y continuando con el recorrido por la misma calle se llega al tradicional Covent Garden.

Históricamente, el West End, que se extiende entre la zona norte del río y la city, ha concentrado la movida cultural londinense. Caminando por Leicester Square, se atraviesan las zonas de Chinatown y el Soho hasta llegar al famoso Picadilly Circus, uno de los puntos más atractivos de la ciudad por la atmósfera que allí se respira: además de los cines y los teatros, sus calles son una vidriera donde se exhiben todo tipo de manifestaciones artísticas y tendencias vanguardistas.

Los amantes de la gastronomía no pueden dejar de ir a Fortnum & Mason, un exclusivo almacén gourmet donde se puede comprar exquisiteces de todo el mundo. Después de un almuerzo en The Fountain, el día continúa con un paseo por las tiendas de New Bond St. y Bond St, meca de la moda y el diseño. Muy cerca está Oxford Street, una de las zonas de compras más populares.

DÍA 3

En el centro financiero se destaca la catedral de San Pablo, la segunda más grande después de San Pedro del Vaticano. Con la llegada del nuevo milenio, Londres renovó su imagen y sumó un área vanguardista. El recorrido pasa, inevitablemente, por el Dome (en Greenwich), la gran carpa que alberga 14 zonas temáticas relacionadas con la ciencia y la vida. También hay que visitar la Tate Gallery of Modern Art, ubicada en una antigua estación eléctrica y cuya colección de arte es una de las más importantes de Europa.

Otro sitio interesante para visitar es el Madame Tussaud, donde las principales personalidades de la política, el espectáculo y el arte quedan inmortalizadas en cera. Volviendo a Oxford St, un sitio ineludible es el Museo Británico, que exhibe unas 50.000 piezas provenientes de culturas y civilizaciones antiguas entre las que se destacan las colecciones de Egipto, Grecia, Roma y del Lejano Oriente. La entrada es gratuita.

DÍA 4

A 140km de Londres se encuentra Stratford-upon-Avon, la ciudad natal de William Shakespeare, que fue fundada en 1196. En el camino se puede disfrutar del particular paisaje de la campiña inglesa. La mejor forma de recorrer el pueblo, de claro estilo Tudor, es caminando por sus calles, que mantienen intacto el clima de la época en que vivió el escritor. En el mismo recorrido, se puede visitar la Universidad de Oxford y el pueblo. Para terminar el día, vale la pena conocer Asia de Cuba o a Zuma, dos sitios top de la noche londinense o el elegante Le Caprice.

Conclusión

Si has tenido la posiblidad de conocer otras ciudades europeas, podrás comprobar tú mismo que los encantos de la ciudad de Londres son muy diferentes a los de la bohemia París o los de la sensual Roma. Las calles de Londres nos llevan de la mano por su literatura, su arte, su arquitectura; ese mundo que, bajo una apariencia de bruma gris, nos introduce por los caminos de su propia luz.

El Arrecife de Poseidón: Almería luminosa

En Almería, ( Al-Mairiya, espejo del mar ), junto a Roquetas de Mar, crían más de ochocientas especies animales y vegetales. El Arrecife barrera de posidonia oceanica es su hogar. Veamos el centro de este Monumento Natural.

Hoy, Monumentos Naturales se desplaza a la localidad almeriense de Roquetas de Mar. Aquí, además de veranear en el sentido clásico, podemos admirar El Arrecife Barrera de Posidonia oceánica, refugio de más de ochocientas especies vegetales y animales.

Linneus

Existe una magnífica “Guía de las algas de los mares de Europa”, donde se da la descripción de la Posidonia oceanica, llamada así por el botánico C.V. Linneus : ” Etimológicamente, dedicada al dios Poseidón, y del océano, lo cual se supone un error del insigne botánico, ya que la especie no existe en el Atlántico. Hojas agrupadas en haces (5 a 8 hojas por haz), de color verde oscuro,(…) y que pueden alcanzar hasta 140 cm de longitud; rizomas pardos, gruesos, muy desarrollados, formando un retículo compacto, a veces de varios metros de extensión(…). Presente durante todo el año; en otoño, las hojas muertas, de color pardo, son depositadas en masa sobre la orilla, y forman depósitos denominados banquetes; forma densas poblaciones (praderas) sobre sustratos rocosos o blandos, desde la superficie hasta 30-35 m de profundidad.”

Buceo en la costa

Es recomendable llevar alguna crema antimedusas, y seguir en todo momento las indicaciones de los vigilantes de medio ambiente antes de sumergirnos. Para los no iniciados, es necesario un cursillo en alguna de las escuelas de buceo que existen aquí. Unos 20 minutos de ejercicios de calentamiento y respiración, protección solar, un traje de neopreno, y un equipo sencillo para el buceo de superficie es todo lo necesario para ver estas aguas transparentes y cálidas en verano. Un primer contacto, y nadamos siempre en pareja con un flotador indicador de posición unos metros hacia el punto de inmersión, teniendo cuidado de no rozarnos con alguna piedra del arrecife. Nos sumergimos, y escuchamos el silencio más absoluto. Este mundo de cristal, es uno de los viveros naturales de pesca más importante del sur de Europa. Aquí vegetales y animal adoptan multitud de formas y colores irisados por el sol cenital. Familias de meros, a veces de cuatro, a veces de seis individuos, nadan a la búsqueda de almejas. Las doncellas de color verde pardo picotean los extremos del arrecife. La Posidonia alimenta a gran parte de esta fauna acuática. Un lenguado sale del fondo al ser molestado, y un calamar nos persigue; ve que no somos de su gusto y nos expulsa con un buen chorro de tinta. Los alevines salen disparados para volver al arrecife, lentamente.

Descanso

Salimos a superficie a tomar aire y reponer fuerzas; una segunda inmersión nos sorprende con un visitante espectacular saliendo de su cueva, una morena de pequeña talla, juguetona, dócil, curiosa. La dejamos atrás; retornamos nadando en superficie, viendo la verde espesura de este Arrecife Barrera y a sus habitantes tras los cristales semiempañados de las gafas. De regreso a la playa  y tras beber agua y descansar unos minutos volvemos a Roquetas , muy cerca de aquí, donde se puede degustar el chorizo de Níjar, o un buen plato de tabernero, auténtica joya de la gastronomía de la comarca. Exquisitos.

Pueblos y tradiciones: La ruta del Tempranillo

Esta peculiar ruta comienza en una humilde casa de Jauja, aldea de Lucena (Córdoba), donde en 1805 nació José María Pelagio Hinojosa Cobacho, que más tarde sería conocido como José María el Tempranillo. Seguimos los pasos del joven bandolero por los pueblos de Badolatosa, Corcoya y Alameda, y por lo campos de olivos y cortijos que rodean la población donde el Tempranillo ejerció este antiguo “oficio”.

El Robin Hood andaluz

Protagonista frecuente de los relatos de los escritores europeos que en el siglo XIX recorrieron Andalucía, el Tempranillo es considerado en estas tierras algo así como el Robin Hood andaluz. Prueba de ello son las coplas que alaban sus andanzas, las jornadas sobre bandolerismo andaluz que se celebran en la zona y esta misma ruta.

Cuenta la leyenda que, siendo todavía muy joven- de ahí su apoyo-, el Tempranillo mató un hombre en una romería en la ermita de San Miguel, muy cerca de Jauja. Se desconoce el motivo real, pero parece ser que se trató de una venganza. El muchacho tuvo que huir de la justicia y se echó en el monte, donde se dedicó a asaltar galeras y diligencias, hasta que, a los 28 años, fue asesinado por otro bandolero. En el patio de la Iglesia de Alameda está su tumba, cubierta de flores y coronada por una cruz de piedra.

Y además del mito…

Pero además de un viaje por la historia vital del bandolero, la ruta del Tempranillo es también un viaje por la historia de estas tierras. En Almela podemos visitar la necrópolis calcolítica y las termas romanas; en Jauja, el molino y la aceña que dejaron los árabes y en muchos lugares de la zona todavía encontramos casas tradicionales de cal y teja. La naturaleza nos muestra riberas llenas de adelfas y espadañas y el río Genil riega huertos frutales que los lugareños cuidan con mimo.

Lugares de interés

En Jauja-Lucena:

  • Las ruinas árabes de la Aceña: este molino mantiene prácticamente el mismo trazado que realizaron los árabes. Su ubicación junto al río Genil tenía por finalidad que la corriente del agua moviera las piedras del engranaje del molino para poder mole el grano y obtener la harina.
  • Las casas de cal y teja, construcciones típicas de la arquitectura local.
  • La iglesia de finales del siglo XVIII.

En Badolatosa:

  • La iglesia del siglo XVIII de estilo barroco.
  • Las huertas de la Manga, un conjunto de campos del lado del río Genil, donde encontramos algunas de las viviendas más representativas de la arquitectura popular de la zona.

En Corcoya:

  • La iglesia de los siglos XVI y XVII.
  • La Ermita de Fuensanta, donde José María el Tempranillo recibió el indulto de Fernando VII.
  • Cerca de todas las localidades se encuentran algunas de las cuevas que el Tempranillo utilizada para pasar las noches.

En Alameda:

  • En el patio interior de la iglesia se encuentra la tumba del Tempranillo.
  • En pleno casco urbano encontramos las termas romanas (siglo I al III D.c.)
  • Una Necrópolis Calcolítica (2500-2000 A.c.) compuesto por una veintena de pozos con restos de huesos, piedras y cerámicas.