Enoturismo en el Penedés

En esta zona de Cataluña se producen uno de los mejores vinos de nuestro país. Hoy en Saltamontes queremos que recorras la ruta del vino y el cava.

Captura de spain.info

Captura de spain.info

La zona se sitúa entre las llanuras de la costa mediterránea y la sierra prelitoral. Esta situación favorece que la calidad del cava o el vino se a excepcional, lo que le ha valido una fama a nivel mundial.
Por lo general, los vinos del penedés están elaborados con las variedades tradicionales de uva, pero en los últimos años se han producido innovaciones también en este terreno. Como características más destacadas habría que señalar que son vinos jóvenes y muy aromáticos. Por el contrario los blancos suelen ser más afrutados y frescos. Por último, el cava tiene un sabor inconfundible, el más apropiado para fiestas y celebraciones.
Si por fin te has decidido a visitar el Penedés, puedes visitarlo al noreste de Cataluña, justo entre las provincias de Barcelona y Tarragona. Para llegar podrás elegir entre varias opciones, si lo haces en avión los aeropuertos más próximos son el de Barcelona y Reus. En tren, podrás elegir entre varias opciones ya que son muchos los trenes que unen Barcelona o Tarragona con la comarca vinícola. Y en coche la mejor idea es coger la AP-7.

Una vez allí, qué visitar

La zona del Penedés no es únicamente recomendable para los amantes del vino, pues son muchas las demás actividades que podemos realizar.
Las localidades más destacadas son Sant Sadurní d’Anoia y Vilafranca del Penedés. Desde hace siglos esas ciudades han estado marcadas en su historia y economía por el vino. Por lo que en todo momento durante nuestra visita estaremos rodeados de viñas y bodegas. Además, debido a la las diferentes civilizaciones que han habitado sus tierras disfrutaremos de un patrimonio histórico y cultural único.
De especial interés es el arte románico de la zona, como por ejemplo el conjunto monástico de Sant Sebastia del Gorgs. Tampoco puedes perderte la ruta de los castillos más importantes de la zona como el de Gelida o Castellet.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Ruta de Don Quijote

Hoy 23 de abril, Día del Libro, os propones un viaje por los caminos que recorrió el hidalgo más famoso de la literatura.

Captura de rinconcastellano.com

Captura de rinconcastellano.com

En 1605 se publicó la primera edición de “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”, desde este momento se ha convertido en la obra más internacional de nuestro país. Por eso os proponemos un viaje como homenaje a Cervantes en un día como hoy. Se trata del ecoturismo más largo de Europa, además se le considera Itinerario Cultural Europeo.

Existen innumerables tipos de rutas, a continuación os vamos a recomendar algunas:

De Toledo a San Clemente

Esta ruta comienza en la capital de la comunidad castellanomanchega, en ella se podrán descubrir los famosos molinos de viento, las plazas mayores y los castillos. Cuando dejéis atrás la ciudad, veréis Nambroca y el castillo de Almoacid. Después, el camino se bifurca, por el norte se sitúan La Guardia y Lillo, donde podrás visitar las lagunas de Longar y el Altillo. Mientras en el sur, pasaréis por Mascaraque y las ruinas del castillo de Peñas Negras en Mora.
A continuación encontraremos Mota del Cuervo, cubierta todavía por la silueta de los molinos centenarios con los que Don Quijote tuvo su duelo, y que gracias a él se han vuelto internacionalmente conocidos. Muy cerca se encuentra El Toboso, donde vivía Dulcinea, allí encontraremos un Museo Cervantino, donde se exponen numerosas ediciones del libro.
Terminaremos ya el trayecto en San Clemente, municipio famoso por su Plaza Mayor, declarado además conjunto histórico. También destacan la monumentalidad de sus iglesias, palacios y casonas.

De Almagro a Toledo

A orillas del río Jabalón comienza esta ruta, en la que está muy presente la agricultura y ganadería, La tierra está surcada por viejas cañadas y aún recorren por sus caminos rebaños trashumantes.
Antes de llegar a Ciudad Real, pasaréis por el castillo de Ciruela. En sus inmediaciones atravesaremos las zonas volcánicas de La Mancha, denominado el Mar volcánico de Hoya de Cervera.
Tras Ciudad Real nos dirigiremos hacia Carrión de Calatraba, municipio famoso por sus manantiales de aguas medicinales. Además, cuenta con un recinto amurallado, un alcázar y muchos más vestigios del pasado.

Después se encuentra el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, declarado como una zona de especial importancia para las aves. También encontraremos pequeñas lagunas procedentes del desbordamiento del Guadiana y Cigüela.
Desde aquí nos dirigimos a Consuegra para tomar la denominada como “Senda de los Españoles”, pasamos por Manzaneque y Orgaz, hasta llegar por fin a Toledo.

Conoce Bélgica en 3 días

Captura de countries-of-europe.com

Día 1

En tu visita a Bélgica es posible que te alojes en un hotel en Bruselas. Por ello, nuestro recorrido va a comenzar en esta preciosa ciudad. Como ya te contamos hace algunas semanas, Bruselas en un destino lleno de lugares históricos, museos con gran encanto, preciosos paisajes…

Y para conocer todo esto, tendrás que madrugar. En el primer día vas a conocer los lugares más importantes de la ciudad. Un buen punto de inicio es la Gran Place, desde aquí podrás moverte cómodamente a pie hacia otros monumentos emblemáticos como el Manneken Pis o la Catedral de Bruselas.

A la hora de almorzar, te recomendamos que disfrutes de alguno de los fantásticos restaurantes que se encuentran en el casco antiguo de la ciudad. Allí, podrás disfrutar de los mejores platos típicos como los mejillones o la carne estofada en cerveza.

Tras un buen descanso y con el estómago lleno, dirígete en metro hacia el barrio del centenario, situado a las afueras de la ciudad. Aquí encontrarás otro de los emblemas de Bruselas, el Atomium, un monumento construido para la Exposición Universal de 1958. Y si vas con niños, puedes pasar un buen rato disfrutando del parque MiniEurope, en el que podrás observar más de 300 maquetas de los principales monumentos europeos.

Tras esta larga jornada,  no tendrás ganas de ver mucho más, por lo que te recomendamos que regreses a tu hotel y descanses para los demás días.

Día 2

El segundo día comienza temprano, dirígete a la estación de Midi y coge un tren rumbo a Brujas. El recorrido dura aproximadamente una hora. Brujas está considerada como una de las ciudades medievales más bonitas del mundo. Emplea la mañana en recorrer los lugares más emblemáticos como la catedral de San Salvador o la plaza Mayor. ¡No se te olvide hacer un recorrido por los canales!

Después de comer, vuelve a coger el tren, esta vez para dirigirte a otra preciosa ciudad, Gante. En ella podrás ver el castillo de los Condes de Flandes, la catedral de San Babón o el ayuntamiento. Tras la visita por el casco antiguo de Gante, regresa a la estación para volver a Bruselas.

Día 3

Tras dos días cargados de actividades, el tercero será mucho más tranquilo. Emplea esta jornada para hacer compras, las últimas visitas a los monumentos que no te haya dado tiempo a visitar, o simplemente siéntate en una terraza para tomar una típica cerveza belga. ¡No te arrepentirás, serán tres días perfectos que recordarás siempre!

Rutas en tren por Italia (3/3)

Fontana Di Trevi

Roma – Nápoles – Mesina – Palermo

1. La última ruta por Italia comienza en su capital, Roma. Como ya os hablamos en el anterior post, la ciudad romana es considerada una de las ciudades más visitadas del mundo. El motivo está claro, ofrece a sus visitantes lugares únicos que no existen en ninguna parte más del mundo. El Coliseo o la fontana Di Trevi son solo algunos de los lugares que no puedes dejar de visitar en ésta ciudad. Para visitar Roma sin prisas y poder ver todos los lugares emblemáticos, te recomendamos que reserves tu hotel en Roma y te alojes cuatro o cinco días.

2. Nuestra siguiente parada es Nápoles. En esta ciudad costera no te puedes perder lugares tan importantes como el museo Arqueológico Nacional, en el que podrás encontrar una gran variedad de artículos de Grecia y Roma encontrados en la famosa ciudad de Pompeya y otras ciudades de la antigüedad. También tienes que visitar la iglesia de San Francisco de Padua, considerada Patrimonio de la Humanidad, y el Castillo del Huevo, un lugar en el que se puede admirar una vista privilegiada de la ciudad, además el castillo guarda una leyenda que desde hace siglos cuenta que el edificio se sostiene únicamente sobre un huevo. Y cómo no, si visitas Nápoles, no puedes olvidarte de dos de sus lugares más turísticos, la ciudad arqueológica de Pompeya y el monte Vesubio, uno de los volcanes europeos más activos durante los últimos siglos.

Conoce Sicilia

3. Ahora volvemos a coger el tren esta vez para dirigirnos a la isla más grande del mar Mediterráneo, Sicilia a través del estrecho de Mesina. Nuestra primera parada en esta región insular es Messina, una ciudad poco conocida turísticamente pero con un gran atractivo para todos los visitantes. Mesina es una ciudad completamente nueva debido a dos factores, los sucesivos terremotos y posteriores tsunamis que destruyeron por completo la ciudad en el siglo XIX y un bombardeo durante la segunda Guerra Mundial. Pero incluso después de sufrir estas dos tragedias, Mesina ofrece como monumentos más emblemáticos, su bonita catedral del siglo XII y sobre todo su campanario en el que se encuentra el mayor reloj astronómico del mundo de gran belleza. También podrás disfrutar del museo Regional o el anticuario de teatro greco romano.

4. Y, para finalizar nuestra ruta por el sur de Italia que mejor que dirigirnos a Palermo. La capital de Sicilia es un lugar perfecto para descubrir los vestigios de múltiples culturas entre las que destacan los árabes y los normandos. En ésta ciudad no te puedes perder su catedral, el palacio normando, edificación más antigua de Palermo, y su preciosa capilla Palatina. Tampoco te olvides de visitar el mercado de Vucciria, la plaza de Pretoria y su fontana de gran belleza. Y si eres de aquellos a los que les gusta la tenebrosidad y lo macabro, no te pierdas las catacumbas de los Capuccinos, un museo en el que se encuentran los cadáveres de más de 8.000 personas.

A lo largo de estos tres artículos, te hemos mostrado de una forma diferente el país italiano. No esperes más, piensa qué zona te interesa o te gustaría conocer y adéntrate en un viaje único e inolvidable, en el que los trenes serán tus compañeros de viaje.