Vive la Noche de Brujas

Se trata de la Noche de Brujas, también conocida como Halloween, Hallowe’en, or Holloween. Es una celebración que se lleva a cabo la noche del 31 de octubre, que fuera traída a Norteamérica por los inmigrantes irlandeses, y después se expandiera a otros países. Conozcámosla mejor.

Un poco de historia
Los orígenes de esta fiesta se remontan al antiguo festival celta conocido como Samhain, una celebración del fin de la cosecha en la cultura gaélica. Tradicionalmente, el festival era un momento utilizado por los antiguos paganos para aprovisionarse y acopiar sus reservas para el invierno. Los antiguos galos creían que el 31 de octubre la frontera entre los vivos y los muertos se desdibujaba, y que los muertos podían ser peligrosos para los vivos al causar problemas tales como enfermedades o estropear las cosechas. Por ello, los festivales incluían hogueras, en donde se tiraban los huesos del ganado sacrificado. También se utilizaban disfraces y máscaras en un intento de camuflarse con los malos espíritus, para despistarlos o bien aplacarlos. El nombre Halloween surge del acortamiento de All-Hallow-Even, o sea, la Noche de todos los Santos.

¿Qué actividades se realizan durante Halloween?
Días antes de la fiesta, comienza la decoración de las casas, con elementos tales como la calabaza hueca con una velita en su interior, elementos típicos de la estación otoñal y figurillas de terror, tales como telarañas, murciélagos, brujas, fantasmas, buhos, cuervos, demonios y esqueletos. En Estados Unidos, además, el cine clásico de horror ha ejercido su influencia, y es habitual encontrar decoraciones alusivas al monstruo de Frankenstein, a la momia, al hombre lobo o a Drácula.
En el día de Halloween, suelen realizarse fiestas en las casas, donde la gente acude disfrazada y se juegan diversos juegos. Sólo en Estados Unidos, se gastan miles de millones de dólares al año en disfraces, casi todos con motivos de terror.
Una actividad popular es relatar historias de terror, o bien mirar películas, con el fin tanto de asustarse como de divertirse. También se visitan lugares que se creen “encantados”, como casas embrujadas o sitios en donde se han avistado fantasmas. Siguiendo la tradición irlandesa que originó el festival, se recrean hogueras típicas de la Noche de Brujas.
Sin embargo, tal vez lo más característico de la noche de Halloween sea el famoso “Trick or Treat” (dulce o truco): los niños del barrio se disfrazan y salen a pedir dulces a sus vecinos (quienes, familiarizados con la tradición, los esperan con un gran tarro de golosinas para ir repartiendo a quienes los visiten).

¿Adónde ir para ver la Noche de Brujas?
Halloween se celebra en diversos países occidentales, más comúnmente en Irlanda (donde tiene su origen), en los Estados Unidos, en Canadá, en Puerto Rico, el Reino Unido, Nueva Zelanda y ocasionalmente en partes de Australia.
En Irlanda, niños y adultos se disfrazan, se organizan hogueras y se realizan espectaculares shows de fuegos de artificio. La ciudad de Derry es en la actualidad la cede de la mayor celebración organizada para Halloween, y los espectáculos de fuegos artificiales a menudo se despliegan durante todo el mes hasta uno o dos días después de transcurrido Halloween. Las casas también se decoran y se sirve barnbrack, un tradicional pan de frutas.
En Inglaterra, la influencia de la cultura norteamericana ha popularizado la celebración de Halloween, se ha introducido la costumbre de decorar calabazas, de relatar historias de horror, el “trick-or-treat”, y un juego muy popular, que es el pescar con la boca manzanas que flotan en un balde.
En los Estados Unidos y en Canadá, la celebración se lleva a cabo desde mediados del siglo XIX, y se comercializó durante el siglo XX, cuando se popularizaron las tarjetas de Halloween, la decoración de las casas y los disfraces. Hoy en día es la segunda fiesta más popular de Norteamérica (después de la Navidad), y en distintas ciudades se organizan fiestas de disfraces para niños y adultos así como también desfiles. La ciudad de Nueva York alberga a la mayor celebración de Halloween en el mundo, conocida como The Village Halloween Parade, que atrae a dos millones de espectadores al año, más otros cuatro millones que lo miran por televisión.

Debido a la influencia de las películas y la televisión (sobre todo la de Estados Unidos), en México hace cuarenta años se celebra esta festividad, y también en otros países de América Latina se ha comenzado a instaurar la costumbre de Halloween, sobre todo entre los niños, que acuden a fiestas alusivas y traen dulces para compartir con sus amigos en la escuela.

De todas maneras, para conocer esta festividad en todo su esplendor, nada como viajar en la época adecuada. ¡El viajero morirá… de gusto!

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Empieza el Oktoberfest en Múnich

El próximo día 20 de septiembre empieza uno de los festivales más famosos del mundo, donde se rinde culto a una de las bebidas más populares: la cerveza. Todos los amantes de este oro líquido deberían peregrinar allí, al menos, una vez en la vida. Si vas a acudir por primera vez, aquí te damos una serie de consejos útiles y curiosidades.

Un poco de historia
El origen de esta divertida fiesta está en 1810. En honor a una boda real, se celebró una carrera de caballos en la que, al parecer, todo el mundo se interesó más por la cerveza que por los cuadrúpedos. Oficialmente, es la fiesta más grande del mundo, con unos 7 millones de visitantes. La acción transcurre a las afueras de Múnich, en la estación de tren llamada Wiesn (suroeste).

Del 20 de septiembre al 5 de octubre
Este año, la Oktoberfest empieza el sábado 20 y termina el domingo 5 de octubre. La cerveza empieza a correr a las 10 de la mañana (9 los fines de semana) y desde mucho tiempo antes ya puede ser una locura encontrar sitio para sentarse. Evidentemente, la afluencia es mucho menor entre semana, sobre todo al mediodía. Sin embargo, en los fines de semana, al ser los días fuertes, deparan muchas sorpresas. El segundo día siempre hay una cabalgata de carrozas y con música; y el primer domingo una fiesta gay.

Una vez en el recinto
Primero intenta encontrar un buen asiento en una de las carpas preparadas para los bebedores y disfruta de las habilidades de una de esas camareras germanas, capaces de llevar hasta ocho jarras, a la vez que van embutidas en un traje típico bávaro. Trajes que puedes comprar por unos 100 euros Puedes reservar mesa en la página oficial del festival, aunque la mayoría están cogidas desde algunos meses antes. Hay un total de 14 carpas; nosotros te recomendamos la del brillante hipódromo rojo ya que es la que tiene un mejor ambiente. No te preocupes si te empujan o te pisan, sólo procura mantener la cerveza bien agarrada entre tus manos. A partir de la segunda, sólo es cuestión de tiempo que empieces a bailar las danzas típicas, rodeado de lugareños amigables y con los mofletes coloreados de un rojo intenso. Si te entra hambre puedes disfrutar de un buen plato de “nudillos” de cerdo (Schweinshaxe) o pechugas de pollo (Hendl).

Dónde dormir
Después de estar todo el día bebiendo cerveza, seguro que se puede dormir en cualquier sitio. Cerca del recinto hay un camping, bastante barato aunque siempre lleno. Tiene un supermercado y autobuses directos al recinto del festival. También está la opción de algún hostal en las cercanías de Wiesn.

La protagonista de la fiesta: la cerveza
La cerveza se sirve en jarras de un litro, llamadas Ma y que cuestan alrededor de 8 euros. Su sabor es exquisito y fuerte, pues es una variedad que está fermentando todo el verano y alcanza los 6 grados de alcochol. Si quieres alternar, te recomendamos la cerveza de limón llamada Radler

Ahora sólo queda aprender unas palabras de alemán y a disfrutar de la fiesta. Prost!

Fiesta de la vendimia en La Rioja

En muchos lugares del mundo la tarea de la vendimia es casi un arte que cada año se repite como un ritual. En España, también existen muchas tradiciones en torno a la recogida de la uva. Así, hace varias décadas, la vendimia comenzaba cuando las campanas de la iglesia, de cada pueblo, daban el aviso. Una vez recogida, el siguiente paso era el pisado de la uva en los lagares.

En Logroño, se celebran las Fiestas de la Vendimia Riojana, conocidas popularmente como las Fiestas de San Mateo, ya que coinciden con la Fiesta de San Mateo, el 21 de septiembre. Declaradas de interés turístico, este año las fiestas se desarrollarán entre el 16 y el 23 de septiembre. El acto más destacado tiene lugar el 21 de septiembre, día de San Mateo, cuando se ofrece a la Virgen de Valvanera, patrona de La Rioja, el primer mosto de la Vendimia. El pisado de la uva lo realizan dos hombres vestidos con la indumentaria tradicional camisa blanca, chaleco, faja roja a la cintura y pantalones recogidos por la rodilla. Ambos van descalzos y cogidos de los hombros van dando vueltas dentro del tinanco donde se han depositado las uvas recién recolectadas. El primer mosto que se obtiene es recogido en un jarro de barro y ofrecido a la Virgen por los vendimiadores Mayores de la fiesta.

Durante esta semana se celebran el desfile de carrozas, degustaciones gastronómicas organizadas por las “peñas”; la feria taurina, la feria de pelota de San Mateo, conciertos, teatro, música en la calle, fuegos artificiales en el Ebro. Las de la Vendimia Riojana son las fiestas más populares de Logroño. Los actos festivos se celebran durante toda una semana, aunque en Logroño todo el mes de septiembre es una fiesta. Por otro lado, las Fiestas de La Vendimia superan el ámbito local de Logroño, y en ellas participa toda la región.

Lugares de interés

Logroño es la capital de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Es una pequeña localidad situada a orillas del río Ebro. De hecho, su nombre proviene del término “Gronio”, lugar donde el río puede vadearse. La villa cobró importancia como lugar de tránsito del Camino de Santiago a partir del siglo XI. El casco antiguo como la Plaza del Mercado, en ella confluyen varias calles con nombres que recuerdan a los gremios medievales: Caballerías, Carnicería, Mercaderes, Herrerías…

Próxima al mercado se encuentra la Concatedral de Santa María “La Redonda”. El aspecto actual del templo se ha mantenido durante sucesivas reformas desde su reconstrucción en el siglo XVI. Las dos torres situadas en la fachada don una de las estampas más típicas de Logroño. En el centro del caso urbano se encuentra también el Palacio de Espartero, que fue propiedad de la esposa del célebre general español. Actualmente el edificio acoge el Museo de La Rioja.