Pueblos del pasado

España cuenta con pueblos cargados de historia. De norte a sur, hay regiones en los que el tiempo parece haberse detenido y las tradiciones aún no se han perdido y guardan todo su sabor y peculiaridades. Lugares que parecen ser pueblos del pasado.

Pueblos del pasado

Pueblos del pasado

En el Cantábrico los bosques y la lluvia son los protagonistas. Cantabria cuenta con algunos de los pueblos más bonitos de EspañaBárcena Mayor es uno de ellos, pero el rey es Santillana del Mar. Esta localidad, de casas balconadas, vive en torno a su gran Colegiata Santa Juliana, obra maestra del románico.

Castilla guarda algunos de los mejores pueblos medievales

Ancha es Castilla, dijo una vez Antonio Machado, y es que Castilla, cuenta con algunos de los pueblos medievales mejor conservados de Europa. Uno de ellos es Pedraza de la Sierra, cerca de Segovia capital. Con poco más de 400 habitantes sus casas blasonadas e históricos edificios convierten a su plaza mayor en una de las más bonitas de España.

Sigüenza, en Guadalajara, es otro pueblo con gran encanto, contando con una imponente catedral románica del s. XII y un castillo, convertido en Parador Nacional, que domina la localidad de calles empedradas desde lo alto.

Y de la antigua Corona de Castilla, a la de Aragón. En la provincia de Teruel quedan auténticas reliquias de tiempos pasados. Albarracín, es uno de esos lugares que no pueden faltar en nuestra ruta. Sus calles estrechas guardan la catedral de San Salvador, bajo la sombra del gran castillo y murallas que hay sobre la colina. Estas tierras cuentan con otros pueblos cargados de historia como Daroca o Valderrobres, este último ya en el límite con tierras catalanas.

 El aire morisco de los pueblos andaluces

A medida que se viaja hacia el sur de España, el color blanco va ganando terreno en las paredes de las casas. Los castillos de origen árabe pasan a ser protagonistas, al igual que los azulejos. Los musulmanes dominaron Andalucía durante gran parte de la Edad Media, por lo que su legado es incalculable.

En las montañas de Jaén, Cazorla, que da nombre a la sierra en la que se encuentra, está formada por un puñado amplio de casas blancas entre iglesias del s. XVI y el castillo de la Yedra, de origen árabe. Pero el sabor de Al-Andalus se guarda en un pueblo como Vejer de la Frontera, Cádiz. Sus calles se apiñan en un arrabal de paredes blancas, situadas dentro del recinto amurallado.

Ahora eres tú quien tiene que aventurase a descubrir algunos de estos pueblos del pasado, cargados de historia.

Foto | Fotolia.com

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

El triángulo de las Bermudas, ¿mito o realidad?

Barcos, aviones o yates desaparecidos, supuestas situaciones misteriosas les envuelven cuando se les pierde la pista en el llamado triángulo de las Bermudas. Pero ¿cuál es la verdad del enigma que envuelve esta zona del Atlántico?

El triángulo de las Bermudas, ¿mito o realidad?

El triángulo de las Bermudas, ¿mito o realidad?

En 1974 Charles Berlitz publicó un superventas titulado El triángulo de las Bermudas. El relato de ciencia ficción sobre situaciones insólitas en esta zona suscitó un enorme interés de masas. El mito se terminó convirtiendo en realidad entre la sabiduría popular.

Desapariciones reales fundamentadas en leyenda

El triángulo de las Bermudas es una zona situada entre la isla de Puerto Rico, la ciudad de Miami (Florida) y las pequeñas islas Bermudas. Entre estos tres puntos queda un triángulo equilátero con 1,1 millones de km² de superficie.  El tráfico marítimo en esta amplia zona suele ser muy intenso, pero según las estadísticas dadas por la Guardia Costera de Estados Unidos, las desapariciones no son superiores a las de otras zonas con un gran tráfico.

Fue en los años 50 cuando una serie de autores empezaron a lanzar rumores de extrañas desapariciones cerca de Bahamas. En 1964 Vincent Gaddis acuñó el término de triángulo de las Bermudas, lanzando información manipulada sobre misterios en la zona.

Lo cierto es que han sido numerosas las embarcaciones desaparecidas. En 1840 se hunde el HMS Rosalie cuando se dirigía hacia La Habana. La misma suerte tuvo el crucero Witchcraft al salir de Miami en 1967.

El caso más famoso es el denominado Vuelo 19. En 1945 un escuadrón de cinco bombarderos de la marina estadounidense desaparece en esta zona. El avión enviado de rescate también terminó desapareciendo, aumentando la situación de misterio a este acontecimiento. Por el momento no se han descubierto restos de los aviones, estando ante un caso muy inusual en la navegación marítima, aumentando así el misterio que envuelve a este triángulo.

La profundidad de las aguas

La explicación dada para no encontrar restos de las naves se debe a la gran profundidad de estas aguas.

Realmente, las islas de este triángulo lo que si esconden son unas maravillosas playas paradisiacas que cubren las costas de las pequeñas islas Bermudas o las islas Bahamas. Si has pensado alguna vez ir a esta parte del mundo, olvídate de las leyendas y ve a visitarla.

Foto | Fotolia.com

¿Por qué Francia es uno de los países más visitados del mundo?

Francia suele liderar todos los años el ranking de países más visitados del mundo. Pero, ¿sabemos realmente porqué? ¿Qué es lo que tiene Francia para que el número de visitantes sea superior al número de habitantes? Las calles de ensueño, el carácter bohemio, la cultura y la gastronomía lo convierten en un país con un encanto especial.

Francia

Fotografía aérea de París

Pero sobre todo, ¿qué tiene el país galo que no tengan los demás? La respuesta es París. La capital de Francia, es la clave del éxito a nivel turístico.

París, la joya de Francia

Este año 2014, la Organización Mundial del Turismo registró un total de 84,7 millones de visitantes al país galo. La clave es y siempre ha sido París. La capital más romántica del mundo reúne casi 30 millones de turistas al año. París además recibió el nombre de “Ciudad de la Luz”, y es que fue la primera ciudad europea en instalar luz eléctrica a sus calles y edificios más relevantes. También fue pionera en otras cosas, por ejemplo en el cine, pues fue en la capital donde se proyectó la primera película de los hermanos Lumière. París es todo un símbolo para Francia. Y es que todavía hay más razones para visitarla.

Lo que no tenemos que perdernos

La emblemática torre Eiffel, fruto arquitectónico de la sociedad industrial. Todo un ejemplo en el arte derivado de la Revolución Industrial. Toda la estructura de la obra está compuesta de hierro, 18.000 piezas entrecruzadas con 2.500.000 de remaches.
Por otro lado, París es el único país europeo que tiene los parques temáticos de Disneyland Paris. Una gran razón para ir a visitarla, y por la que todos los años cuentan con numerosos turistas de todo el mundo.

¿Y qué más podemos ver en París? Si vamos a la ciudad gala, nunca deberemos olvidar visitar la impresionante catedral de Notre Dame. Además del barrio de Montmartre, situada toda ella en una colina de 130 metros, en cuya cumbre está la Basílica del Sacré Cœur. Es el lugar más bohemio de París desde el siglo XIX, y de hecho, fue la cuna de los impresionistas franceses. Y por último, los Campos Eliseos donde podremos encontrar el reconocido Arco del Triunfo de París.

Aunque París, sea el lugar más famoso de Francia. Muchos viajeros se atreven a descubrir otras ciudades del país, entre ellos Lyon, Niza, Marsella, Montpellier, Toulouse, Nantes y Avignon. El encanto medieval de estas ciudades es la causa de sus visitas.

 

Foto | Taxiarchos228 | Commons.wikimedia.org

El festival del Burning Man

Este festival se lleva a cabo en el desierto de Black Rock en el noroeste de Nevada (Estados Unidos) a lo largo de una semana. El evento, que nació en 1986, tiene gran conciencia ecológica, por lo que es obligatorio reciclar. Una de sus filosofías es compartir, no se permite el intercambio de dinero, pero sí el trueque, además a la expresión artística también se le da gran importancia.

¿En qué consiste el Burning Man?

El objetivo principal de celebración en el festival de Burning Man es “establecer la comunidad”. Sus 10 principios son los siguientes: inclusión radical, donación, desmercantilización, autosuficiencia radical, autoexpresión radical, esfuerzo común, responsabilidad cívica, no dejar rastro, participación e inmediatez.

Según sus promotores, esta cita se trata de “un experimento en comunidad de autoexpresión y autosuficiencia radical”.

El nombre del festival (“hombre ardiente” en castellano) se debe a que todos los años se realiza un ritual nocturno dedicado a personas fallecidas, que consiste en quemar en silencio una gran estatua de madera de un hombre, acompañado de fuegos artificiales. Esto también es representado a través del logo del propio festival.

Con el tiempo han ido mejorando las condiciones del festival, y si antes los presentes tenían que dormir en tiendas de campaña, ahora hay carpas con camas y aire acondicionado, ya que al realizarse a finales de agosto por el día hace mucho calor, y a la noche bajan las temperaturas radicalmente.

Asistentes al festival

Al público congregado se le denomina burners. Los asistentes tienen que llevar todo lo que necesiten durante los días que vayan a estar, desde la comida hasta el transporte, además no hay conexión telefónica ni wifi.

Cada vez asisten con más asiduidad algunos millonarios de prestigio que se dedican a la tecnología en Silicom Valley. Los fundadores de Google, el presidente ejecutivo de Google, el fundador de Facebook Mark Zuckerberg, y un largo etcétera ya se han pasado por el festival, eso sí, a diferencia del resto, estos empresarios y sus invitados llegan en helicópteros y aviones privados y se acomodan en lujosos campamentos. Algunos burners no están a favor de la presencia de estos ricos, ya que con su presencia creen que el festival se está aburguesando.¿Te animarías a acudir al Burning Man?