Escapada romántica en París

Si quieres sorprender a tu pareja con un viaje tu primera opción debe ser la capital francesa, ciudad del amor por excelencia.

Torre Eiffel de París

Torre Eiffel de París

La mejor época para ir es durante la primavera y final del otoño, cuando las temperaturas son más agradables. Al tratarse de un clima continental las temperaturas en invierno y verano son extremas. De todas forma hay que tener en cuenta que la lluvia en París es algo muy habitual por lo que no olvides el paraguas.

Qué ver

Si pensamos en París seguro que la primera imagen que nos viene a la cabeza es la de la Torre Eiffel, ya que es el monumento más visitado de todo el mundo. Se trata de una inmensa construcción de más de 300 metros construida para la Exposición Universal de 1889. Os recomendamos que si queréis subir a ella lo hagáis temprano, debido a las inmensas colas que se forman. El mejor momento del día es al anochecer.
En un marco incomparable, junto al río Sena encontraremos la famosa Catedral de Notre Dame. Construida entre los siglos XII y XIV y es de estilo gótico. Durante estos 800 siglos ha sufrido numerosos cambios pero sigue manteniendo su majestuosidad. En ella han sucedido hechos históricos muy importantes como la coronación de Napoleón o la beatificación de Juana de Arco.
También os recomendamos la visita a uno de los lugares más bellos del mundo: el Palacio de Versalles. Antes de entrar nos recibirán sus magníficos jardines, casi tan maravillosos como el propio palacio. Encontrareis un lugar de lujo y ostentación construido por el rey Luis XIV. Cuando dejó de ser sede del gobierno se corvirtió en Museo de la Historia de Francia, por lo que alberga una gran colección de lienzos.
Antes de que Versalles fuera la residencia real, lo fue el Palacio del Louvre, el cual actualmente es el museo más importante del mundo. Encontraremos cuadros de todo tipo y estilo, pero destaca sobremanera La Mona Lisa.
Por último, no podéis iros de París sin pasear por los Campos Eliseos y el Arco del Triunfo construido por Napoleón. Recordad que también es posible acceder al techo desde donde disfrutareis una de las mejores vistas de la capital.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

La ciudad de los canales

Góndola veneciana

Góndola veneciana

Esta ciudad no es un destino más, es un lugar mítico el cual toda persona debería visitar al menos una vez en la vida. A continuación, os intentaremos explicar el motivo.

 

La ciudad italiana se sitúa la noreste del país y es mundialmente conocida como “la ciudad de los canales”. Está formada por 118 islas que a su vez están unidas por 354 puentes. Un paseo por sus calles nos descubrirá una ciudad inmortal en el tiempo desde que era considerado como el lugar más próspero del mundo.

Lugares imprescindibles

Si tuvierais que elegir sólo un lugar al que visitar de la ciudad, sin duda os recomendaríamos la Plaza de San Marcos. Es el punto neurálgico de la ciudad y donde se encuentran los monumentos más destacados: la basílica de San Marcos, el Campanille, el Palacio Ducal y la Torre del Reloj.

En el Palacio Ducal veréis belleza y lujo a la máxima potencia en un mismo lugar. Se trata de un edificio de estilo Gótico en su mayor parte, situado en la parte oriental de la plaza. Este lugar era la sede de la república veneciana y podremos ver algunas sus estancias originales que aún se conservan.

Mientras la Basílica de San Marcos es considerada como el máximo exponente de la arquitectura B

izantina. Es reconocida en todo el mundo, entre otras cosas, por sus innumerables cúpulas. Os recomendamos que dispongáis la entrada de manera anticipada, ya que al tratarse de un lugar con aforo muy reducido, las colas son interminables.

Carnaval de  Venecia

Se trata de la fiesta más conocida de la ciudad, y es uno de los carnavales más famosos del mundo junto con el de Rio de Janeiro. Su nacimiento se remonta aproximadamente al siglo XVII, siendo el siglo posterior en el que alcanzó su máximo esplendor.

Posteriormente la fiesta entró en declive, hasta que con la ocupación napoleónica se prohibió por miedo a conspiraciones. No se recuperaría hasta 1979, y desde entonces su fama ha ido creciendo. Los trajes tradicionales se inspiran a los del siglo XVIII en honor a sus inicios.

Si quieres vivir experiencias únicas como navegar en sus canales con las famosas góndolas y mucho más, vete preparando este imprescindible viaje.

Toledo, ciudad mestiza

La ciudad de Toledo bañada por el río Tajo

La ciudad de Toledo bañada por el río Tajo

La llegada de los árabes en siglo VII, unido con la presencia de cristianos y judíos ha convertido a Toledo en la ciudad de las tres culturas.

Esta convivencia ha quedado reflejada en el importante legado cultural de la ciudad manchega. Un paseo por sus calles nos transportará a otra época.

Monumentos destacados

La ciudad nos recibirá en su entrada con la conocida como Puerta Bisagra presidida por un escudo imperial, de origen musulmán. Esta puerta forma parte de la muralla que rodea a toda la ciudad.

Si lo que quieres es visitar la zona más comercial de Toledo te recomendamos que vayas a la plaza de Zocodover. Se sitúa en la parte alta de la ciudad y es el punto de encuentro por excelencia para los toledanos.

Pero sin duda, el monumento más representativo de Toledo es su magnífica catedral. Se considera como la cumbre del arte Gótico. El inicio de la construcción de este edificio data del siglo XIII pero no se concluyó hasta el XV. De su fachada destaca su portada, compuesta por tres puertas. Una refleja el infierno, otra el perdón y la última el juicio. También os sorprenderán sus torres a modo de campanario.

Gastronomía y fiestas

Pero Toledo no destaca únicamente por sus monumentos, también es mundialmente conocida por su comida. En su mesa abundan productos de caza: perdiz, venado o codorniz. Muy importante también es su huerta de verduras, donde destaca el famoso pisto manchego. Pero sin duda el producto más conocido internacionalmente y que posee numerosas denominaciones de origen, es el queso manchego.
Si nos centramos en las fiestas, la más importante en el calendario es sin duda el Corpus Christi. Se celebra nueve semanas después de Semana Santa y ha sido declara de Interés Turístico Internacional.
Como ves Toledo es una ciudad con muchas posibilidades turísticas y muy cerca, por lo que no pierdas tiempo y no dudes en visitar a la ciudad mestiza.

Descubre la magia de Los Pirineos y Aquitania

Los Pirineos son, sin duda, un precioso paisaje donde pasear o hacer excursiones observando una increíble naturaleza. Además, la zona cuenta con una amplia oferta de posibilidades, desde el turismo más contemplativo hasta el más intrépido, donde disufrutar en plena naturaleza de todo lo que esta te ofrece. 

Castillo en Aquitania, región pirenáica

Imponentes montañas que sobrepasan los 3.000 metros sobre el nivel del mar, verdes valles con pueblecitos de piedra e iglesias románicas y un clima tan soleado como templado gracias a su latitud, son algunos de los muchos atractivos que podemos encontrar en la mayor cordillera española y el sur de Francia.

Un lugar privilegiado

En un lugar donde la sobreexplotación urbanística aún no ha puesto en peligro la sostenibilidad medioambiental de la zona, Los Pirineos es una mágica región con rincones que no han perdido su encanto. Y es que, el turismo allí siempre es una buena opción para pasar todo tipo de vacaciones: desde familiares, donde los niños disfrutarán corriendo por el campo, hasta más de aventura realizando cualquiera de las actividades posibles.

Geográficamente, Los Pirineos comprenden varias regiones tanto de España como Navarra, Huesca y las catalanas Lérida y Gerona; el pequeño principado de Andorra y las regiones francesas de Mediodía-Pirineos (Altos Prineos, Alto Garona y Ariège), el Rosellón (o Pirineos Orientales) y la interesante Aquitania (o Pirineos Atlánticos).

Las ocho llaves de Aquitania

Un lugar que no te dejará indiferente

Un lugar que no te dejará indiferente

Es precisamente esta zona francesa de Aquitania una de las más interesantes a la hora de visitar Los Pirineos. Con la cordillera como inmejorable puerta, Aquitania es una región donde reina la diversidad paisajística, pues encontramos desde grandes playas bordeadas de dunas, hasta tierras de viñas, lagos y ríos, castillos y, por supuesto, los Pirineos. Quizá el nombre de Aquitania no nos suene tanto pero seguro que sí su capital, Burdeos, una de las ciudades más famosas y visitadas de Francia.

Uno de los principales atractivos de Aquitania es su clima suave, que permitirá adentrarse como se debe en el mayor viñedo de vinos finos del mundo, disfrutar de una gastronomía rica y variada o visitar en pleno corazón de Aquitania el bosque de las Landas de Gascuña, con más de un millón de hectáreas.

Una buena oportunidad de adentrarse en esta interesante región es a través de Las ocho llaves de Aquitania, un concurso en Facebook desde el que recorrer Aquitania con preguntas sobre cada una de las temáticas. Activo desde el 1 de marzo hasta el 2 de abril, adéntrate en el mundo de Aquitania y abre la mágica puerta de los Pirineos. Si quieres más información, puedes ver este vídeo que te da la bienvenida en Aquitania.