Dubai, el paraíso artificial

La ciudad oriental de Dubai se ha puesto de moda. Unas vacaciones de lujo alojados en una suite bajo el mar, o tomar un buen té en un cómodo sofá mientras una bailarina ameniza la velada con su danza del vientre, son algunas de las cosas que se pueden hacer en Dubai.

Compartir...Share on Facebook Dubai, el paraíso artificial5Tweet about this on Twitter Dubai, el paraíso artificial0Share on Google+ Dubai, el paraíso artificial0Pin on Pinterest Dubai, el paraíso artificial0Share on LinkedIn Dubai, el paraíso artificial0

Foto de la wb: tripadvisor.es Dubai, el paraíso artificial

Foto de la wb: tripadvisor.es

Una mezcla entre oriente y occidente; un antiguo desierto sobre el que ha estallado la burbuja inmobiliaria, construyendo así el lujo y el confort; un lugar donde se mezclan costumbres y culturas; una isla privada y cosmopolita donde todo es posible.

Las dos caras de Dubai

Dubai está formado por cantidad de pequeñas islas, muchas de las cuales han sido compradas por particulares pagando cantidades superiores a 20 millones de dólares.

Detrás de todos los grandiosos edificios, está la gente que los construye, la mano de obra que ha hecho posible crear esta ciudad. La mayoría son de origen pakistaní o hindú, y trabajan una media de 6 días semanales durante 9 horas por día, ganando un sueldo de unos 150 euros mensuales. Este sector conforma el 80% de la población.

Por otro lado, está el extremo más opuesto de la población. Es habitual que grandes jeques árabes se instalen en este lugar, construyendo varias mansiones para alojarse junto a sus mujeres, hijos, y personal contratado para trabajar en su hogar.

Dubai también tiene cabida para la población extranjera, generalmente occidentales, que abandonan su país de origen porque encuentran en este lugar mejor calidad de vida y sueldos muy elevados. Dentro de este sector de población, son frecuentes los lujos y las viviendas de alquiler por no menos de 2.000 euros mensuales.

El turismo de Dubai

La segunda ciudad más grande de Emiratos Árabes ofrece una gran cantidad de atractivas actividades para el turista: una vuelta en camello o en coche por las dunas del desierto, vida nocturna, más de 400 restaurantes donde probar los mejores platos típicos, playas paradisíacas, lugares históricos, tiendas de última moda y hasta deporte.

Lo que seguro no falta en Dubai es un servicio cortés y hospitalario por parte del personal que trabaja de cara al turista. A diferencia de otras ciudades con predominio de religión musulmana, en Dubai aceptan que los visitantes vistan con su ropa habitual.

Para los bolsillos que se lo puedan permitir, en esta ciudad podrán encontrar el famoso hotel de 7 estrellas, donde están las mejores y más lujosas suites que existen. Para los que no puedan alojarse allí, merece la pena visitarlo y tomar un delicioso té acompañado de los típicos dulces árabes hechos a base de hojaldre y miel. Tratándose de este lugar, podéis estar seguros de que todo será de la mejor calidad.

  1. GRACIAS Saltamontes, Dubai es mi sueño profesional como hotelero desde hace 10 años, saludos desde VLC. Alvaro

  2. maria alejandra 28. febrero 2012, 22:40

    yo pienso que duvai es muy mentirosa

  3. maria alejandra 28. febrero 2012, 22:53

    bueno gracias pensare en ir a dubai

Leave a Reply

Your email address will not be published.