Montaña suiza

Suiza, un destino diferente

Si lo que buscas son unas vacaciones en plena montaña rodeada de una gran variedad de vegetación Suiza es tu destino.

 

Montaña suiza

Montaña suiza

Sois muchos los que en verano huís de las clásicas vacaciones de sol y playa. En territorio suizo, tendréis las temperaturas más suaves para poder disfrutar de la naturaleza en estado puro.

El país de las montañas

Suiza es el país de la Unión Europea más escarpado y el de mayor altitud media. Comprende gran variedad de formas de relieve, siendo la parte sur la más montañosa pero menos poblada.
A rasgos generales Suiza se divide en tres grandes áreas geográficas: los Alpes suizos en el Sur, en el centro la Meseta Suiza y en el Norte las Montañas de Jura. Los Alpes son la cordillera de montañas que dominan todo el país, ocupando más del 60% de la superficie total. El pico más alto es el Punta Dufour con más de 4.600 metros sobre el nivel del mar.
Grandes ríos europeos nacen en sus cumbres: Rin, Ródano, Eno, Aar y Tesino. Si además le sumamos el importante nivel de precipitaciones a lo largo del año, descubriremos el motivo de la existencia de sus impresionantes lagos: Lemán, Zúrich, Neuchâtel o Constanza.

Visitas imprescindibles

 

Cualquier ciudad o pueblo del país son dignos de mención, pero nos vamos a centrar en sus tres ciudades más importantes: Berna, Zúrich y Ginebra.

Berna es la capital del país, su casco urbano es impresionante, lo que le ha valido ser declarado por la Unesco como Patrimonio Hstórico de la Humanidad. Destacan las calles Marktgasse y Kramgasse. También merece visitar la plaza Bunderplazt, donde se sitúa el parlamento suizo.

Sin embargo, Zúrich es la ciudad más importante y poblada del país. No podéis pasar por la ciudad sin dar un paseo por la zona vieja, a orillas del río Limmat. Destaca también la elegante y exclusiva calle Bahnhofstrasse, uno de los lugares más caros del mundo y donde se guardan las grandes fortunas en los conocidísimos bancos suizos.

Mientras Ginebra es la ciudad más cosmopolita, en ella existen las sedes de numerosos organismos, como la sede europea de la ONU. No muy lejos encontraréis la sede de la Cruz Roja, donde haremos un repaso a la historia de la organización.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!
Parque Güell

La Barcelona de Antonio Gaudí

Hablar de Gaudí es sinónimo a hablar de Barcelona. Por eso hoy queremos recomendaros sus principales monumentos en la ciudad.

Parque Güell

Parque Güell

Antonio Gaudí y Cornet fue el arquitecto más destacado del modernismo catalán. Dotado de una gran creatividad, fue capaz de integrar cerámica, vidriería, forja de hierro y carpintería en el trazado de sus obras.

Pricipales obras

Os damos un dato para que os hagáis idea de la trascendencia que ha alcanzado su arte: la Unesco ha declarado siete de sus obras como Patrimonio de la Humanidad.
La Sagrada Familia. Aunque la creencia popular invita a pensar lo contrario, esta formidable obra no fue iniciada por Gaudí. Sin embargo, a los 31 años el arquitecto catalán se hizo cargo de la dirección de las obras de este templo, al que dedicaría horas y horas del resto de su vida; los últimos quince años de su existencia en exclusiva. El caso es que Gaudí cambió radicalmente el proyecto inicial y lo remplazó por otro considerablemente más atrevido, original y ambicioso.
Una de las ideas más innovadoras de este proyecto consiste en las elevadas torres cónicas que sobresalen del templo, que conforme toman altura se estrechan, confiriendo a la catedral un genuino aspecto. Cuando la catedral se termine tendrá 18 torres.
La Casa Milà es conocida popularmente como ‘La Pedrera’, que en castellano significa la cantera. La obra cautiva o extraña, pero no deja indiferente a los millones de turistas que visitan la Ciudad Condal cada año. Lo primero que impresiona es la cornisa superior de la fachada, con su forma ondulada, que separa lo terrenal de lo celestial.
Además, el resto de la fachada está enriquecida con diferentes esculturas de carácter religioso, como una imagen de la Virgen del Rosario de 4’5 metros fundida en bronce, con el niño Jesús en brazos y flanqueada por los arcángeles San Gabriel y San Miguel.
El Parque Güell fue ideado por Gaudí como una urbanización, a petición expresa del principal mecenas del artista, el empresario Eusebi Güell. El parque es un reflejo de la plentitud artística de Gaudí, que con esta obra perfeccionó su personal estilo de imitación de la naturaleza. Dentro del mismo, sus obras adquieren gran riqueza estructural, de formas y volúmenes desprovistos de rigidez.
El parque fue concebido en un primer momento como una ciudad submarina. Y eso se nota y se disfruta dando un paseo por él; es un lugar lleno de perspectiva (está edificado sobre una colina) y forrado con extraños volúmenes y dragones psicodélicos con los que el pensamiento y el espíritu parecen liberarse.

Hotel Luabay Galatzó

El encanto de la Sierra de Tramuntana

Si hablamos de los parajes naturales más bonitos de todo el mundo, no podemos olvidarnos la Sierra de Tramuntana, ubicada en las Islas Baleares.

Hotel Luabay Galatzó

Hotel Luabay Galatzó

Ocupa alrededor de una tercera parte de la superficie de Mallorca y está formada por una sucesión de montañas escarpadas y valles fértiles.

De los parajes más espectaculares del país

El litoral empieza y termina en dos puntos clave muy característicos de Mallorca: la Isla Dragonera y el cabo Formentor.

Cuenta con más de mil kilómetros cuadrados y está formada por varias alineaciones de cumbres montañosas. Posee una inmensa riqueza natural y un enorme valor medioambiental, por eso a día de hoy, la sierra más importante de las Islas Baleares ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que dice de ella que ‘la agricultura milenaria en un ambiente con escasos recursos de agua ha transformado el terreno y muestra una red articulada de mecanismos de gestión del agua entre las distintas parcelas que es de origen feudal’.

Su formación geológica se caracterizada por rocas calcáreas. Y en cuanto a la vegetación, encontramos dos tipos destacados: el encinar, que ocupa la mayor parte baja de la sierra, y el carrascal de montaña, que vemos crecer en toda la parte alta. Respecto a los animales que habitan allí, las que más abundan son las aves rapaces, como el buitre negro, el águila pescadora o el halcón marino mientras que los únicos mamíferos que han conseguido sobrevivir a la sierra, la cabra y la oveja.

Las características de la preciosa sierra

Gracias a una serie de elementos encontrados por toda la sierra, podemos denotar la presencia de vida en esta desde la época prehistórica, ya que sin problema apreciamos los hornos de cal, las carboneras o los múltiples caminos que se usaban para comunicarse por este lugar y que ahora son aprovechados por los visitantes y excursionistas. Además de eso, toda la costa está cubierta por torres y faros, una serie de construcciones que cuentan con un gran valor histórico.

Un pequeño truco en esta sierra consiste en encontrar un determinado número de puntos exactos desde los que la vista es inmejorable. Para ayudarte te damos uno de ellos: Ses Tres Creus, en Sóller.

Si quieres disfrutar de este maravilloso paraje y dejarte seducir por todo el encanto que la Sierra de Tramuntana te ofrece, no dejes de visitar Mallorca. Para ello te recomendamos el hotel Luabay Galatzó, un hotel en el que no te faltará un sólo detalle para aprovechar al máximo esta magnífica estancia.

Captura de tripadvisor.es

La Habana, vuelta a los años 50

Pocas ciudades impactan tanto como la capital cubana. Hoy en Saltamomontes queremos enseñaros lo mejor de la ciudad caribeña.

Captura de tripadvisor.es

Captura de tripadvisor.es

Lo primero que te llamará la atención cuando llegues es su oscuridad. El alumbrado público nocturno es muy escaso y se centra en su mayoría en las zonas más céntricas. Pero tranquilos que los robos y agresiones son muy escasos debido al fuerte estado policial que vive el país.

Qué visitar

Sin duda, el Malecón de la Habana es una parada obligada ya que es el punto neurálgico de La Habana. Es una avenida costera de ocho kilómetros que envuelve la parte norte de la ciudad. En un ambiente tan opresivo como el que circunda la ciudad, el malecón es un destello de libertad. Los jóvenes recorren el malecón alegremente y los turistas extenúan sus cámaras fotográficas tratando de captar el encanto de ese lugar.
La ciudad tiene varias bazas para presumir de encanto, no por casualidad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Seguro que a esa distinción contribuyeron sus coquetas y desgastadas plazas: la de la Catedral, la Vieja, la de San Francisco de Asís y la de las Armas. Asimismo, merece la pena echar un ojo al Capitolio, el Parque Central y el Castillo del Morro.

Ocio y gastronomía

Ya de noche, toca disfrutar de la intensa vida nocturna habanera. La gente de este país baila con una entrega desconcertante para el europeo medio. La mejor idea es que te mezcles con los lugareños (es la mejor manera de vivir y sentir la verdadera Cuba) y huyas de las discotecas prefabricadas para los extranjeros. Una buena apuesta para vivir ‘in situ’ el son cubano es El Cabaret Las Vegas, que además ofrece un espectáculo de música en directo cuando llega la medianoche. Y, si te gusta la salsa y el pop, merece la pena que te acerques a La Pampa.
Si nos fijamos en la comida, la gastronomía cubana ofrece algunos platos realmente sabrosos como el ajiaco, un guiso elaborado con carne de cerdo, maíz, plátanos y mandioca. También merece la pena probar el arroz con judías negras y el arroz a la cubana con cebolla. Todo ello estará bien regado por un daiquiri con ron y alguna fruta o con el imprescindible mojito, uno de los productos más célebres del país caribeño, formado por ron, hojas de hierbabuena, hielo, limón, hojas de hierba buena y soda.