Palacio Hofburg

La ciudad de Mozart

Viena, es una ciudad del centro de Europa situada a orillas del Danubio y al pie de los Alpes.

Palacio Hofburg

Palacio Hofburg

Entre otras cosas su fama reside en que fue la cuna de grandes compositores como Strauss, Betthoven y por supuesto Mozart. Además, guarda innumerables monumentos construidos durante el imperio Astohúngaro que te dejarán sin palabras.

La Viena de Mozart

Durante toda su infancia, Mozart y su familia realizaron viajes por toda Europa. En ellos se mostraba a él y su hermana Nannerl como niños prodigio.
Sería en 1780, con 24 años cuando se estableció en la ciudad. Al año siguiente se consolidó como el mejor interprete de la ciudad en una competición ante el Emperador. Además, pronto empezó a convertirse en un próspero compositor.
Algunas de las composiciones más famosas compuestas por Mozart en la ciudad son: El rapto en el serrallo, Gran misa en do menor, El esposo engañado, Idomeneo rey de Creta, etc.
Actualmente en Viena, podemos visitar su casa-museo. En la calle Domgasse se encuentra la única vivienda del compositor que se conserva. En ella residió de 1784 a 1787. En sus más de 1000 metros nos podremos sumergir en el barroco tardío.

Grandes palacios

En cuanto llegues a Viena descubrirás el motivo de que se la conozca como la ciudad de los palacios, y es que en la capital austriaca se encuentran los más impresionantes de todo el mundo.
Uno de los lugares más visitados de la capital austriaca es el Palacio Imperial de Hofburg. Se trata del castillo más grande de toda Viena, con más de 2600 estancias repartidas en 18 alas. En su momento fue residencia oficial de la dinastía de los Habsburgo El palacio además alberga el museo de la emperatriz más famosa: Sissi.
Mientras el Palacio Belvedere ha transformado todas sus estancias en museo. Es de estilo barroco y cuenta con dos palacios, uno dedica al arte barroco y el otro al medieval. Además, en su parte superior acoge la galería austriaca de los siglos XIX y XX. Entre otras obras destaca El Beso de Gustav Klimt.
Por último, os recomendamos la visita al Palacio de Schönbrunn conocido como el Versalles vienés. Literalmente la traducción del nombre significa “bella fuente” y es que sus jardines te dejarán impresionado. Era la residencia veraniega de los Habsburgo.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!
Captura de fallas.com

Fallas de Valencia

Como cada año en el mes de marzo se celebran las fiestas grandes de la capital valenciana. Esta fiesta ha conseguido notoriedad mundial y le ha valido el honor de ser catalogada Fiesta de Interés Turístico Internacional.

 

Captura de fallas.com

Captura de fallas.com

Los días grandes se celebran entre el 15 y el 19 de marzo, en los que se juntan cerca de un millón de turistas cada año. Se plantan unos 385 monumentos en la ciudad y más de 250 en el resto de la provincia.

Qué son las fallas

Se cree que el origen está en las hogueras que se encendían el gremio de carpinteros en Valencia para anunciar la víspera de San José. Además, se aprovechaba a hacer limpieza en los talleres y se tiraba todo lo innecesario
Pero las primeras informaciones tal y como las conocemos las fallas actualmente datan de 1740.
Es en este año cuando se escribe que de algunas de las miles de hogueras que se encendian tomaban forma humana. Eran monumentos satíricos que pretendían ridiculizar y exponer a la vergüenza pública a determinadas personas.
Sería a comienzos del siglo XX cuando aparte de seguir cumpliendo su función satírica, evolucionan hacia un punto más artístico. Esto se debe a la aparición de los premios a las mejores fallas.
Actualmente, las construcciones se construyen de poliestireno, en vez de madera. Este material es mucho más manejable y ligero, lo que le facilita las cosas al artista.

Principales actos

Los espectáculos pirotécnicos y el fuego son los elementos que dominan todas las fiestas, pero hay algunos eventos que no te puedes perder.
La mascletá se celebra todos los días del 1 al 19 de marzo a las 2 de la tarde y dura entre 5 y 7 minutos. Son petardos unidos a modo de traca que superan los 120 decibelios, si quieres verlo deberás acercarte a la plaza del Ayuntamiento.
Los días 14 y 15 de marzo se produce la plantá, se trata de acto de colocar los monumentos falleros. El primer día se posicionan los de la categoría infantil y al día siguiente el resto. El acto se realiza en un día, por lo que aumenta la emoción, ya que si el monumento no se colocara en el tiempo quedaría descalificado.
Durante los días 18 y 19 se celebra la ofrenda a la Virgen de los Desamparados, patrona de la ciudad. En él cada fallero ofrece un ramo de flores con el que se forma un magnifico tapiz.

Pero sin duda el acto central de la fiestas es la cremá. Consiste en quemar los monumentos la noche del 19 de marzo precedido por espectáculos pirotécnicos. Todos los monumentos se quman a las 12 de la noche a excepción de la falla gandora que lo hace media hora más tarde y la oficial del Ayuntamiento que no participa en el concurso y se quema a la 1. Con este acto se pone fin a las fiestas.

Acueducto de Segovia

Segovia, la ciudad del acueducto

No dudes en visitar la ciudad castellanoleonesa. Su belleza no ha pasado desapercibida pues debido a su inmejorable entorno, monumentos y calles cuenta con el título de Ciudad Patrimonio.

 

Acueducto de Segovia

Acueducto de Segovia

Pero lo que realmente ha hecho importante a la ciudad es el elemento humano. Grandes sucesos ocurrieron en sus calles, por ejemplo Isabel la Católica fue proclamada aquí, Quevedo se inspiró en la ciudad para escribir muchas de sus obras, etc.

Grandes monumentos

Si hablamos de monumentos y Segovia, indudablemente la imagen que nos viene a la cabeza es la del Acueducto. Se trata de una de las mejores obras que dejaron los romanos en todo su imperio. Las hipótesis apuntan a que su construcción se llevó a cabo en el siglo I para conducir el agua de la sierra a la ciudad, a lo largo de los siglos apenas ha sufrido cambios.
Desde la mayor parte de la ciudad disfrutaremos de la vista de la Catedral de Segovia. Enmarcada en la plaza mayor de la ciudad, destaca por bellos pináculos del ábside. Es de estilo gótico tardio y comenzó a construirse con la aportación desinteresada de los propios segovianos.
Por último queremos recomendaros la visita al Alcázar, antigua residencia real. Te recibirán sus preciosos jardines con el monumento erigido en honor a los héroes de la guerra de la independencia. En sus pasillos te sentirás como en un castillo de un cuento.

Museos imprescindibles

Segovia también destaca por la calidad de sus museos. Es el caso del Museo de Segovia, en él encontraremos un gran número obras procedentes de los conventos suprimidos por la Desamortización de Mendizábal. Destacan sobre los demás una serie de grabados de Durero y Rembrandt. La entrada te costará apenas un euro y si vas sábados, domingos o festivos te resultará totalmente gratuita.
Un museo mucho más humilde es la Casa-Museo de Antonio Machado. Fue en1919 cuando recibió la cátedra en Segovia y hasta 1932 no abandonaría la ciudad. Tuvo su casa en la calle de los Desamparados y desde entonces se ha convertido en un lugar para su recuerdo.
Por último en el Museo Catedralicio encontrarás las mejores obras religiosas. Está situado en dependencias ajenas a la Catedral y veremos obras de Bernard van Orley, Pedro Berruguete, Luis de Morales y Alonso de Herrera entre otros.

Vista frontal del Reichstag

Berlín, descubre el centro de Europa

Es un lugar imprescindible para todos los amantes de los viajes. Pocas ciudades os transmitirán tantas sensaciones como la capital alemana.

Vista frontal del Reichstag

Vista frontal del Reichstag

Alemania es uno de los países que más cambios ha sufrido en los últimos años. Al pasear por sus calles veremos un importante contraste: podremos pasar en tan solo unos metros del bulevar más exclusivo de la ciudad al barrio más transgresor. Esto es la esencia de Berlín: su pluralidad.

Visitas obligadas

Aún resisten algunas partes del conocidísimo Muro de Belín. Convertido actualmente en monumento de nuestra historia reciente. El muro que una vez dividió en dos a la ciudad se ha transformado en un lugar de expresión artística. También podremos visitar por dentro alguno de los puntos de acceso a la ciudad como el Checkpoint Charlie donde se encuentra el museo del muro.

Muy cerca encontrarás la Puerta de Brandeburgo, imposibles de olvidar son sus impresionantes arcos del siglo XVIII. No se trata de un arco del triunfo, si no que fue construida como antigua puerta de acceso a la ciudad y actualmente se ha convertido en un símbolo para todos los berlineses.

No te dejará indiferente la grandiosidad del Reichstag, sede del parlamento alemán. En su reconstrucción se respetaron sus muros exteriores pero el interior está totalmente reformado. No dudes en subir a la cúpula de cristal que es accesible para todos los públicos y disfruta de la magnífica panorámica de la ciudad.

Salir en Berlín

Donde menos horas gastarás en tu viaje será en el hotel. Aquellos que seáis caseros no tenéis hueco en la ciudad. En Berlín podrás elegir entre más de 9000 restaurantes y bares, más de 100 teatros, casi 200 museos, más de 100 salas de concierto e innumerables expresiones de arte callejero.

Prueba sus platos típicos como las currywurst, las albóndigas de Bulette y disfruta de la mejor cerveza a nivel mundial. Además, debido al importante nivel de inmigración podrás probar platos no solo alemanes.
Berlín también es conocida como la ciudad verde, en referencia al especial cuidado del entorno. Por eso sus parques tiene una gran importancia en la ciudad y debido al clima húmedo siempre los encontrarás verdes.