Captura de puertosal.com

Intercambio de casas para vacaciones

Os proponemos para este verano que intercambies vuestra casa con otra familia, una forma práctica y económica de viajar que os permitirá un mayor contacto con la cultura de la zona que visitéis.

Captura de puertosal.com

Captura de puertosal.com

La crisis está haciendo que nuevos sectores se desarrollen en detrimento de otros más innovadores. Es el caso del intercambio de viviendas, que nos permite poder elegir nuestro destino en todo el mundo sin tener que pagar alojamiento.

La forma más barata de viajar

Esta nueva forma de viajar surgió en los años 50′ entre profesores, los cuales tenían mucho tiempo libre, pero no disponían del dinero necesario para pagar estas estancias. Esta forma de turismo se ha ido extendiendo durante estos años, pero ha alcanzado su máximo esplendor con Internet, ya que anteriormente estos intercambios se hacían a través de oficinas inmobiliarias.

El sistema es fácil. Simplemente tenemos que darnos de alta en la web de intercambio de casas, pagando una inscripción anual de apenas 100 euros. Una vez hayamos realizado esta operación, ya estaremos dispuestos a elegir nuestro destino.

Disponemos de una amplia selección de casas en los 5 continentes.

Unas vacaciones de película

Este tipo de turismo en auge ha inspirado incluso a una película: “The Holiday”. En ella, los personajes interpretados por Cameron Díaz y Kate Winslet, cambian durante 15 días su casa. Ambas sufren relaciones amorosas tormentosas y este cambio las ayuda a encontrarse a sí mismas.

Hay personas que, ante este tipo de propuestas nuevas, su primera reacción es de rechazo, pues no les resulta cómodo que un completo desconocido viva en su casa. Una buena solución para ir introduciéndote en el mundo del intercambio de casas es hacerlo en tu propio país, para no alejarte mucho de tu vivienda, y tener la seguridad y tranquilidad de que tu casa está en buenas manos.

A quienes aún no les atraiga la idea, pueden acogerse a otra modalidad denominada “intercambio de hospitalidad”. En este caso, ambos usuarios viajan a casa del otro, pero con fechas distintas por lo que ambos actuarán de anfitriones de sus peculiares invitados.

Desde Saltamontes os animamos a que probéis esta experiencia, los requisitos son mínimos y bastará con que tengáis un buen seguro contratado de hogar para evitar posibles problemas. Eso sí, con la garantía de que te cuiden bien, como Rizo, el erizo mascota de Génesis, que no se olvida de los suyos, a pesar de que se haya convertido en una estrella:

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!
(Captura de fellnertravelinfo.com)

Transnistria: de vuelta a la URSS

(Captura de fellnertravelinfo.com)

Existe un rincón en Europa totalmente misterioso y desconocido. Como un reducto de la época soviética, la República de Transnistria, sin independencia reconocida e integrada en Moldavia, sólo existe dentro de sus propias fronteras. Ningún otro estado del mundo reconoce este micro universo anclado en el pasado.

El estado imaginario

Transnistria es uno de los agujeros negros de Europa. Un universo paralelo donde un estado, que de facto no lo, es juega a serlo. Sus fronteras no existen en los mapas porque no están reconocidas, y dentro sólo se acepta el rublo de Transnistria (1 EUR = 11,61 rublos de Transnistria), una moneda sin ningún valor fuera y que también podrían ser billetes del Monopoly. Integrado en el considerado país más pobre de Europa, Moldavia, la mayor parte de la economía de Transnistria se mueve entre la venta ilegal de armas salida de la vieja maquinaria militar soviética, la trata de blancas, la extorsión a personas que tratan de abrir negocios en el territorio y el blanqueo de dinero. Todo un lugar paradisiaco.

Transnistria está controlada por antiguos funcionarios del régimen soviético. Su bandera y escudo aún lucen la hoz y el martillo, y las estatuas de Lenin siguen presentes en las ciudades. Transnistria es un museo viviente de la antigua URSS, y es precisamente esta nostalgia soviética el principal atractivo de esta región industrial y empobrecida que carece de paisajes o monumentos dignos de gran interés.

Un lugar diferente

El simple hecho de entrar a Transnistria ya nos indica que este no será un viaje normal. Para entrar necesitaremos de un visado, falso y ficticio, en el que para conseguirlo posiblemente tengamos que pagar sobornos a la policía. Hasta el hecho de sacar fotos puede suponer un problema y es aconsejable mantener el sentido común y no meterse en líos, ya que en Transnistria los extranjeros no tienen ninguna protección diplomática. Al ser un estado no reconocido internacionalmente, ningún país tiene legaciones diplomáticas en su capital, Tiraspol, un lugar de descuidados parques y las calles, con toboganes oxidados y columpios rotos donde los parques infantiles parecen más hechos para matar niños.

Son pocos los turistas que se aventuran a entrar en el que es último reducto de la Unión Soviética en Europa, y parece que con razón. Un país ficticio, al margen de la legalidad, donde la mejor forma de entrar se antoja que es simplemente por Internet.

Nuevo hotel Luabay Galatzó en las Islas Baleares

Luabay incorpora un nuevo hotel a su cadena en las Islas Baleares

Nuevo hotel Luabay Galatzó en las Islas Baleares

Nuevo hotel Luabay Galatzó en las Islas Baleares

El establecimiento cuenta con instalaciones como centro wellness, gimnasio, business centre y chill out, entre otras

Palma de Mallorca, 26 de enero de 2012. Luabay Hotels & Leisure, división hotelera de Orizonia en plena expansión, acaba de anunciar su nueva incorporación en las Islas Baleares, el hotel Luabay Galatzó que ha comenzado a operar este mismo mes y que se trata la primera apertura de este 2012, respondiendo así a los planes de expansión de la cadena.

El nuevo hotel Luabay Galatzó sitúa a la división hotelera de Orizonia con un total de once establecimientos ubicados en los principales destinos turísticos, seis de ellos en las Islas Canarias y cinco en Baleares, después de la adquisición de tres hoteles en Cala Mayor que tras una reforma íntegra comenzarán a operarse en la primavera de 2012. “Apostamos de forma convencida por las islas ya que son las principales receptoras tanto de turistas internos como internacionales”, apunta Miguel Sierra, director general de Luabay Hotels & Leisure.

Este hotel de 4 estrellas, situado en una colina con vistas al Mediterráneo entre Santa Ponça y Paguera, dispone de un total de 172 habitaciones decoradas con un estilo elegante y moderno. La calidad de su oferta la completan las diversas instalaciones, como la zona Chill Out, el centro Wellness de 1.400 metros cuadrados, el gimnasio, dos piscinas exteriores, dos restaurantes o cinco pistas de tenis, entre otras. “Las instalaciones de Luabay Galatzó cumplen a la perfección con los servicios que ofrece la cadena, siempre con una buena categoría y calidad en las mejores ubicaciones turísticas”, comenta Sierra.

Igualmente, los negocios tienen su espacio en Luabay Galatzó gracias al business centre que, además de ocho salas de reuniones, cuenta junto al hotel con un edificio independiente de más de mil metros cuadrados repartidos en nueve salones para organizar eventos y convenciones. Todos ellos disponen de equipos de audio y vídeo propios, destacando un salón principal de 427 metros cuadrados, que tiene un mural acristalado con espléndidas vistas panorámicas y terraza particular.

Sobre Luabay

Luabay Hotel & Leisure es la División Hotelera de Orizonia. Lanzada a mediados de 2008, cuenta en la actualidad con 11 establecimientos en España: Luabay Lanzarote Beach (Lanzarote), Luabay Tenerife, Luabay Costa los Gigantes (Tenerife), Luabay Costa Adeje (Tenerife), Luabay Galatzó, Luabay la Cala, Luabay Marivent, Luabay Costa Palma y Hotel Alea (Palma de Mallorca), Apartamentos Florida y Apartamentos Florida Plaza (Tenerife). El hotel Luabay Costa de los Gigantes recibió el premio Traveller’s Choice 2010 al ser elegido octavo mejor hotel para relajarse de Europa y el segundo de España según los usuarios. Luabay apuesta por un concepto de alojamiento vacacional basado en un ocio de calidad a precios competitivos, con originales servicios para el entretenimiento, relax y deleite de los usuarios.

Sobre Orizonia

Orizonia es uno de los mayores grupos turísticos europeos. La compañía está presente en todos los procesos de la oferta de viajes, ocio y vacaciones a través de seis líneas de negocio: minorista, mayorista, aérea, receptiva, hotelera y on-line. Su división minorista, Viajes Iberia, posee una red de 950 oficinas en España y Portugal. También están adscritos al Grupo seis turoperadores –Iberojet, Solplan, Viva Tours, Condor, Kirunna y Orizonia life–, la aerolínea Orbest, la división receptiva Smilo, la cadena hotelera Luabay y las agencias de viajes por internet Viajar.com y Rumbo, en un joint venture con Grupo Telefónica. Orizonia, que tiene por accionistas de referencia a The Carlyle Group y a Vista Capital, factura más de 2.500 millones de euros y cuenta con alrededor de 5.000 empleados que brindan sus servicios a más de 8 millones de clientes anualmente.

Captura de http://nopierdastutiempo.wordpress.com

¡Da el salto!

Captura de http://nopierdastutiempo.wordpress.com

Captura de http://nopierdastutiempo.wordpress.com

El puenting consiste en lanzarse al vacío sostenido por una o dos cuerdas. Sin embargo, tras esto, hay mucho más. Una experiencia única y muy atrevida donde liberarás todo el estrés o tensiones que puedas tener.

Basado en el movimiento pendular que se produce al saltar, el Puenting tiene como origen histórico las caídas que sufrían los escaladores y en las que quedaban sostenidos tan solo por la cuerda. La sensación era tan fuerte que de ahí surgió la idea de imitarlo con una caída controlada y con seguridad.

Una práctica de vértigo

En España, fue a principios de los 80′ cuando fue introducido en nuestro país de manos de un matrimonio suizo, aunque sería en los 90′ cuando más se popularizara. El puenting es, sin duda, uno de los deportes más extremos, solo para valientes y apto para cardíacos. Una experiencia extraordinaria repleta de adrenalina y en la que se alcanzan velocidades de auténtico vértigo en el salto.

En España existen varios destinos para la práctica del puenting. El más popular es, en Salamanca, el Puente de Fregeneda, aunque esta provincia castellana también cuenta con otros dos lugares de renombres que son el de Villanueva del Conde y el de Cerralbo. Más al norte, en la localidad guipuzcoana de Azkoitia, se encuentra el Puente de Azkarate-Madariaga, y en Huesca es de El Grado. Y otros dos buenos puentes donde practicar esta vivencia son de Tablate, en la provincia de Granada, y el puente del Río Cofio, en el municipio madrileño de Santa María de la Alameda.

Posibles riesgos

Si hay un aspecto importante en una práctica como esta, es la seguridad, pues como en todo deporte, existen varios riesgos. El primero de ellos es que el salto no se realice correctamente desde el puente. Para un buen salto al vacío, debemos evitar saltar de frente con el arnés en pecho o a la cintura, puesto que podrían darse lesiones. Otros detalles típicos que aumentan los riegos de lesiones es que dejemos demasiada cuerda sobrante, que el puente no haya sido probado con anterioridad con un objeto con masa similar a la de una persona, o que las cuerdas no posean la misma tensión para suavizar la caída.

Aunque los riesgos son mínimos al ser son prácticas con un importante control de seguridad, para nuestra total tranquilidad siempre conviene tener algo que nos respalde. No es catastrofista sino previsor, el contar con un seguro que nos cubra ante posible accidentes y riesgos. No sabemos si Rizo, el erizo mascota de Génesis Seguros, sería tan valiente como para decidirse a hacer puenting, pero sí que es el que  más tranquilidad puede darnos. Rizo. Como nos muestra en su vídeo, es un erizo nuevo y se ha propuesto cambiar su vida convirtiéndose en una estrella, así que puede que este nuevo Rizo se decida a dar el salto y sea tan valiente como para atreverse con el puenting. ¿Tú lo serías?