Qué ver en Escocia: el país de William Wallace y “Nessie”

Qué ver en Escocia: el país de William Wallace y “Nessie”

Escocia, un país repleto de historia, folclore, leyendas y mitos. Un lugar que quita el aliento y siempre te deja con ganas de más. Hoy te contamos qué ver en Escocia, para que no te pierdas nada en tu aventura por las tierras de las faldas a cuadros, las gaitas y el whisky.

El encanto de este país no reside solamente en sus ruinas y castillos, sus ciudades y un sin fin de actividades al aire libre, su gastronomía y sus gentes tienen mucho que ofrecer al visitante.

Qué ver en Escocia: 7 lugares imprescindibles


 

1. Edimburgo

La capital del país es la puerta a las tierras altas, Highlands, pero es recomendable tomarse un tiempo para descubrir esta amable ciudad y empezar a degustar lo que te espera en tu viaje por Escocia.

El castillo de Edimburgo, situado por encima de los jardines de Princes Gardens, es un icono de la ciudad y una clara representación de su historia. Podrás disfrutar de sus vistas desde diferentes puntos de la urbe como la plaza Grassmarket o la estación de tren.

En el puerto de Water of Leith, cada vez más de moda y más moderno, comienza un largo paseo a orillas del rio que da nombre al lugar, para descansar del bullicio de la ciudad. Perderse un rato por esta zona definitivamente, merece la pena y además encontrarás varios lugares de interés mientras lo recorres.

La colina de Calton Hill es el lugar ideal para observar la ciudad desde las alturas. Unas vistas que no se consiguen desde ningún otro punto.

Si lo que buscas es un parque, una zona verde donde tirarte a descansar un rato, Los Meadows es tu objetivo. Un enorme espacio abierto donde los estudiantes suelen relajarse y pasar la tarde. Algo así como el Central Park de New York o el Hyde park en Londres. El parque de Holyrood es otra estupenda opción con varias paradas culturales.

Para los más animados, la Royal Mile o milla real, es una larga calle central siempre bulliciosa y llena de vida. Atención a la arquitectura de los edificios. En  La calle Victoria y la zona de Grassmarket encontrarás más ambiente y edificios pintorescos, muy coloridos.

También en Edimburgo puedes disfrutar de parajes naturales como la Isla Cramond o Dugginstond, un hermoso pueblo a las afueras donde se encuentra el pub más antiguo de la capital escocesa.

 

2. Tierras Altas de Escocia o Highlands

Podríamos escribir una guía entera solo para hablar sobre este lugar, sin duda el destino más deseado por los viajeros y punto imprescindible de tu visita a Escocia. Situadas al noreste del país, estas tierras se consideran entre las más salvajes y bellas de Europa.

Disfrutarás del sentimiento de estar en plena naturaleza pues esta región no esta habitadas debido al clima, sin embargo la flora y la fauna campan a sus anchas. Lagos, acantilados, verdor, roca, montaña, ríos… te esperan en esta maravilla natural, perfectamente alejada de la mano del hombre.

Por cierto, aquí es donde se encuentra el famoso (aun que no precisamente el más bonito) Lago Ness, hogar “Nessie” el monstruo cuya leyenda sigue alimentándose año tras año.

Fort William, al sureste, es una ciudad a orillas del lago Linnhe donde además de practicar actividades como la escalada (en la montaña más alta del Reino Unido, Ben Nevis) podrás descansar en sus pubs, bares y restaurantes, ideal para degustar un buen whisky escocés. Es la localidad más importante de la zona.

 

3. Castillo Eilean Donan

No te puedes ir de Escocia sin hacer una ruta que incluya algunos de los castillos más emblemáticos del país. Entre ellos este.

Reformado en el siglo XX, la localización de esta fortaleza es lo que le da sin duda el encanto y la fama, imponente y solitario sobre su isla en el loch (lago) Duich.

Un lugar lleno de nostalgia y embrujo.

 

4. Stirling

Siguiendo con los castillos que ver en Escocia, parada obligatoria.

Stirling es un importante enclave histórico donde los verdaderos William Wallace y Robert the Bruce tienen imponentes monumentos homenaje.

Si eres amante de la historia te fascinará este castillo y todo lo que le rodea. Encaramado en lo alto de una montaña rocosa (antiguo volcán en realidad) en cuyas lomas se libraron algunas de las batallas más cruentas y decisivas en la historia de Escocia.

Un viaje a la edad media, fortaleza de reyes que bien merece un par de días para escudriñar todos sus rincones y museos.

 

5. Lago Lomond

Se tarta del lago de agua dulce más grande de Reino Unido y aunque no es tan famoso como el Lago Ness es sin duda más bonito y espectacular.

Una recomendación: recorrer el lugar en bicicleta.

 

6. Isla de Skye

Hacia la costa oeste de Escocia, se encuentra este asombroso lugar, de gran verdor, salpicado de por pequeñas poblaciones, cuyo mayor atractivo es su riqueza natural.

Desde el faro Neist Point disfrutarás de unas vistas espectaculares y a veces incluso se dejan ver ballenas y delfines. Aunque si lo tuyo son las ballenas, la isla de Mull (archipiélago de las Hébridas) es perfecta para su avistamiento en barco.

Acércate a la península de Trotternish donde se encuentra el castillo de Dunscaith.

 

7. Isla de Arran

Se considera una mini réplica del país ya que aquí puedes encontrar una muestra de todo lo que Escocia puede ofrecer.

Tierras altas y bajas, lagos, castillos (destaca el castillo de Brodick), no falta nada en las 6 poblaciones que la habitan.

En el islote de Holy Island, viven unos monjes de clausura, cuya historia es bastante peculiar, rodeados por decenas de diferentes especies de aves. Disfruta de la paz del lugar mientras las observas y te empapas de la calma del monasterio.

Share This Story

Destinos, Europa

You May Also Like

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>