¡Da el salto!

Captura de http://nopierdastutiempo.wordpress.com Captura de http://nopierdastutiempo.wordpress.com
Captura de http://nopierdastutiempo.wordpress.com

Captura de http://nopierdastutiempo.wordpress.com

El puenting consiste en lanzarse al vacío sostenido por una o dos cuerdas. Sin embargo, tras esto, hay mucho más. Una experiencia única y muy atrevida donde liberarás todo el estrés o tensiones que puedas tener.

Basado en el movimiento pendular que se produce al saltar, el Puenting tiene como origen histórico las caídas que sufrían los escaladores y en las que quedaban sostenidos tan solo por la cuerda. La sensación era tan fuerte que de ahí surgió la idea de imitarlo con una caída controlada y con seguridad.

Una práctica de vértigo

En España, fue a principios de los 80′ cuando fue introducido en nuestro país de manos de un matrimonio suizo, aunque sería en los 90′ cuando más se popularizara. El puenting es, sin duda, uno de los deportes más extremos, solo para valientes y apto para cardíacos. Una experiencia extraordinaria repleta de adrenalina y en la que se alcanzan velocidades de auténtico vértigo en el salto.

En España existen varios destinos para la práctica del puenting. El más popular es, en Salamanca, el Puente de Fregeneda, aunque esta provincia castellana también cuenta con otros dos lugares de renombres que son el de Villanueva del Conde y el de Cerralbo. Más al norte, en la localidad guipuzcoana de Azkoitia, se encuentra el Puente de Azkarate-Madariaga, y en Huesca es de El Grado. Y otros dos buenos puentes donde practicar esta vivencia son de Tablate, en la provincia de Granada, y el puente del Río Cofio, en el municipio madrileño de Santa María de la Alameda.

Posibles riesgos

Si hay un aspecto importante en una práctica como esta, es la seguridad, pues como en todo deporte, existen varios riesgos. El primero de ellos es que el salto no se realice correctamente desde el puente. Para un buen salto al vacío, debemos evitar saltar de frente con el arnés en pecho o a la cintura, puesto que podrían darse lesiones. Otros detalles típicos que aumentan los riegos de lesiones es que dejemos demasiada cuerda sobrante, que el puente no haya sido probado con anterioridad con un objeto con masa similar a la de una persona, o que las cuerdas no posean la misma tensión para suavizar la caída.

Aunque los riesgos son mínimos al ser son prácticas con un importante control de seguridad, para nuestra total tranquilidad siempre conviene tener algo que nos respalde. No es catastrofista sino previsor, el contar con un seguro que nos cubra ante posible accidentes y riesgos. No sabemos si Rizo, el erizo mascota de Génesis Seguros, sería tan valiente como para decidirse a hacer puenting, pero sí que es el que  más tranquilidad puede darnos. Rizo. Como nos muestra en su vídeo, es un erizo nuevo y se ha propuesto cambiar su vida convirtiéndose en una estrella, así que puede que este nuevo Rizo se decida a dar el salto y sea tan valiente como para atreverse con el puenting. ¿Tú lo serías?

You May Also Like

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>