La leyenda de los amantes de Teruel: una de las leyendas más populares de España

Una de las muchas leyendas populares  que rondan en España desde el sigo XIII es la de los amantes de Teruel.

La leyenda se remonta en la ciudad de Teruel y cuenta una historia sobre un joven de clase media baja llamado Diego de Marcilla. Diego un día caminando por el mercado del pueblo se encontró de frente con Isabel de segura, hija de un rico comerciante de la localidad.

A partir de ese momento, se enamoraron profundamente y se veían a escondidas. Diego le profesó su amor a Isabel, pero como sabía que el padre de ella nunca aceptaría su unión debido a sus diferencias económicas, le prometió a Isabel que iría a buscar fortuna si ella lo esperaba 5 años a que volviera. Isabel accedió y siendo así, el joven partió a la aventura.

Tras irse a las batallas contra los moros varios años, Diego ganó mucho dinero trabajando arduamente para poder regresar con su amada. Mientras que Isabel, presionada por su padre para casarse, trataba de retardar cualquier propuesta matrimonial que se le presentara. Finalmente casi concluidos los 5 años desde que su amado se fue y viendo que no volvía, Isabel sucumbió a la presión de su padre y decidió contraer matrimonio con un hombre de una familia del mismo estrato social que la de ella. Sin saberlo, el mismo día de la boda de Isabel, horas después, regresó Diego al pueblo en búsqueda de su amada.

Al enterarse Diego de que Isabel se había casado, esa misma noche entró por la ventana de la habitación de los recién casados , mientras su nuevo marido dormía y le pidió a Isabel un beso porque según el sino se moriría. Pese a que ella seguía a amando a diego, ella temía caer en pecado mortal y le negó el beso, Diego volvió a insistir y recibió una negativa por parte de Isabel por segunda vez. Finalmente rendido, cayó al suelo donde finalmente murió.

Al enterrarlo al siguiente día, Isabel arrepentida por no haberle dado un beso y salvarle la vida, antes de ser enterrado y a ojos de todos, decidió arrojarse al cuerpo sin vida y darle un último beso, al hacerlo, ella acto seguido cayó encima de él sin vida. La historia cobró tanta fama en el pueblo que decidieron enterrarlos juntos y ahí continúan sus tumbas como un recuerdo del gran amor de los amantes de Teruel.

 

 

You May Also Like

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>